País

Polémica en La Quiaca: De 7 partos semanales, 4 son madres de Bolivia

Luego de que el Gobierno jujeño anunciara el cobro de un seguro a extranjeros para recibir atención médica y el tema generara todo un debate en la sociedad, un informe da a conocer realidad en la zona de frontera.

Allá por el año 1960 como parte del programa de actos de colocación de la piedra basal del Puente Internacional se inauguró el por entonces Hospital Zonal, dirigido y administrado por el Ministerio de Salud Pública de la Provincia; hoy actual hospital “Jorge Uro” de La Quiaca.

Desde esa década fue persistiendo con el correr del tiempo la noble misión de ayudar al enfermo, no sólo a través de mejoras edilicias y equipamiento sino con un valor fundamental que es el humano.

Actualmente brinda atención a una extensa zona de la Puna, el Área Programática XXI abarca localidades muchas veces inaccesibles pero los esfuerzos humanos son loables en los diferentes puestos sanitarios, para todos los habitantes puneños, incluso del sur boliviano y oeste de Salta.

Puente internacional

Por el paso fronterizo no sólo ingresan ciudadanos bolivianos con destino a Buenos Aires, también peruanos, ecuatorianos, entre otras nacionalidades, cabe mencionar que en un informe de nuestro diario se indicó que un millón de personas circulan anualmente por el puente internacional “Horacio Guzmán”.

La Dirección de Migraciones de La Quiaca tiene a su cargo la vigilancia y registro diario de la gran masa de ciudadanos que circula por ese paso.

Datos estadísticos que reflejan la situación

El nosocomio quiaqueño brinda atención sanitaria pública y gratuita a ciudadanos argentinos y bolivianos por igual, con la particularidad de que una gran masa posee DNI argentino pero no reside en la ciudad fronteriza sino en Villazón (Bolivia).

Las estimaciones dan cuenta de 3 mil personas que cuentan con nacionalidad argentina y sólo cruzan en tiempos eleccionarios o para percibir algún beneficio.

Según datos estadísticos del hospital quiaqueño durante el 2017 por consultorio externo se atendieron a casi 20 mil personas de las cuales dos mil eran de nacionalidad boliviana.
Mientras por guardia hubo 28 mil atenciones y 1.800 pacientes del país altiplánico recibieron prestaciones del hospital público jujeño.
Por otro lado, El Tribuno de Jujuy pudo saber por fuentes confiables que de los 12 turnos que se entregan diariamente para las distintas especialidades siete son otorgados a ciudadanos bolivianos o que tienen documento argentino pero no residen en el país.
Además, de 7 partos semanales, 4 corresponden a madres del vecino país a quienes no se les niega la atención porque llegan a la guardia casi a punto de dar a luz.
La atención hospitalaria tanto para pobladores de la Puna y Bolivia contempla la gratuidad, además la obligación de ser atendidos según marca nuestra Constitución Nacional.

Al otro lado de la frontera
Lamentablemente la reciprocidad en cuanto a la atención sanitaria y otros puntos como el combustible no se cumplen en la vecina ciudad de Villazón, tampoco en toda Bolivia. Esto fue comprobado “in situ” por nuestro medio, para obtener solamente un turno en el hospital “San Roque”, principal centro sanitario del sur boliviano, debe abonarse unos 20 pesos bolivianos equivalente a $ 80 en moneda nacional, mientras que para la atención médica es otro monto. Si el profesional receta algún medicamento debe abonarse en la farmacia del mismo nosocomio o en una particular.

Costos elevados
En caso de internación en el hospital de Villazón (Bolivia), debe abonarse cierto monto por día por las camas. También se debe pagar por insumos y todo el material utilizado por el prestador del servicio.
Los costos son elevados hasta por una simple operación de vesícula.
No pagan aquellos ciudadanos de escasos recursos pero de nacionalidad boliviana, para esa franja poblacional hay una asistente social que corrobora fehacientemente que no puedan afrontar los gastos que demanda ser atendido en un hospital público en Bolivia.
Una realidad de siempre entre las ciudades de La Quiaca y Villazón, que hoy forma parte de la agenda del Gobierno provincial.
Vale recordar que se supo que desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia se rechazó la “suscripción de un Convenio en Materia de Asistencia Médica”.

Fuente: El Tribuno

Etiquetas