País

Menem y la causa armas: un largo camino hacia una condena sin precedentes

La causa por el contrabando ilegal de armas argentinas a Ecuador y Croacia, que tiene al expresidente Carlos Menem como principal implicado, marcó un punto de inflexión en la historia judicial de la Argentina al condenar a un presidente elegido democráticamente por dos períodos a siete años de prisión efectiva por graves hechos de corrupción.

Resulta imprescindible repasar en profundidad un caso al que no le faltan condimentos, le sobran los recovecos, las marchas y las contramarchas y salpica a muchas partes. Un expresidente y parte de su entorno más directo (compuesto por varios funcionarios) acusados y condenados, la violación de tratados y embargos internacionales mientras la Argentina cumplía en esos teatros bélicos funciones de pacificación, las demoras de la Justicia, e incluso la cruel consecuencia que tuvo el caso con los siete civiles muertos y los 300 heridos en la explosión intencional de la Fábrica Militar de Río Tercero, además del asesinato de la exsecretaria de Emir Yoma, Lourdes Di Natale, poco antes de declarar en la causa de la explosión.

En los 18 años que duró la investigación, hasta la condena dictada en 2013, la prensa jugó un papel fundamental, ya sea desde la primera denuncia oficial,  y sin la cual no hubiera existido el caso, como por la posterior investigación del periodista Daniel Santoro que le dio impulso, y la denuncia judicial que radicó el abogado Ricardo Monner Sans el 15 de marzo de 1995 basada en el material periodístico. La atención mediática y sus importantes aportes a lo largo de los años fue tal, que incluso un avión que iba a transportar armas a Ecuador salió vacio de Ezeiza el día que LA NACION publicó su nota. A su vez, la incesante búsqueda de indicios llevada adelante por hombres como el fiscal Carlos Stornelli, Monner Sans y los operarios de Río Tercero sirvió para acumular una gran cantidad de pruebas en una causa que muchas veces estuvo cerca de ser archivada por presiones políticas.

La nota de LA NACION que sacó el contrabando de armas a la luz
La nota de LA NACION que sacó el contrabando de armas a la luz

Tras un largo y tortuoso camino, que incluyó la intervención de numerosos jueces y tribunales, e incluso tuvo puntos polémicos y contradictorios como el juicio oral iniciado en 2008, que finalizó con la absolución de los acusados en 2011, finalmente la condena por contrabando agravado (las carátulas de asociación ilícita y falsedad ideológica, principales figuras penales del caso en su momento, quedaron desestimadas) significó una derrota de la impunidad y una luz de esperanza para casos de corrupción en el presente y el futuro.

Sin embargo, al no encontrarse firme la condena, que también inhabilita al expresidente a ocupar cargos públicos, en 2017 no solo fue electo senador sino que, como corresponde al legislador de más edad, izó la bandera nacional en la ceremonia de jura en el Senado.

Ahora, a poco tiempo de que se reanude la causa por el atentado de Río Tercero, se espera que el antecedente de la condena en la causa armas pese en los jueces y que, en conjunto, tenga un efecto disuasivo y marque un hito en la lucha contra la corrupción.

Fuente: La Nación