Mundo

Juez de Lava Jato revocó la orden de excarcelar a Lula, que seguirá en prisión

El juez João Gebran Neto, instructor del caso Lava Jato en un tribunal de segunda instancia, revocó hoy la orden de excarcelación “inmediata” de Luiz Inácio Lula da Silva dictada por otro magistrado y decidió mantener al expresidente brasileño en prisión.

Gebran Neto es uno de los tres jueces que integran la octava sala del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región de Porto Alegre, corte que condenó a Lula en segunda instancia a 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El magistrado contradijo la decisión dictada horas antes por el juez federal de turno Rogerio Favreto, también de segunda instancia, quien este domingo concedió a Lula un “habeas corpus” solicitado por tres diputados del Partido de los Trabajadores (PT).

Determino que la autoridad coautora de la orden y la Policía Federal se abstengan de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada del tribunal”, escribió el juez Gebran Netosobre la orden de su par Favreto.

Favreto había ordenado más temprano darle la libertad al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde el pasado 7 de abril para cumplir su condena de 12 años y un mes de prisión por delitos de corrupción vinculados al escándalo conocido como “Lava Jato”.

Este magistrado determinó la suspensión de la ejecución provisional de la pena y la puesta en libertad de Lula en régimen de “urgencia”. Sin embargo, el juez Sergio Moro -quien investiga la megacausa de corrupción conocida como Lava Jato- rechazó el pedido y aseguró que Favreto “no tiene competencia” al respecto.

Moro señaló que el juez federal de turno Rogerio Favreto es “absolutamente incompetente” para ordenar la libertad de Lula, después de que la octava sala del Tribunal regional de la Cuarta Región le condenara en segunda instancia y la Corte Suprema votara a favor de su arresto para el cumplimiento de la pena.

Lula se encuentra detenido desde el pasado mes de abril en la sede de la Policía Federal de Curitiba, tras ser condenado en segunda instancia a 12 años y un mes de prisión.

El exmandatario fue sentenciado previamente en julio del año pasado por el juez de primera instancia Sergio Moro, encargado en primera instancia de las investigaciones del caso Petrobras, a 9 años y 6 meses de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

Moro dio por comprobado que el expresidente se benefició de un apartamento en la playa a cambio de favorecer a la constructora OAS en la adjudicación de contratos públicos de la petrolera estatal Petrobras. Por ello la condena fue ampliada hasta los 12 años y 1 mes por un tribunal de apelación.

FUENTE: EFE

Etiquetas