Deportes

Sorpresa: Jorge Sampaoli dirigirá a la Selección Sub 20 en un torneo amistoso

Sampaoli está convencido de que puede revertir la imagen. Tapia, ya no.

Estaba afuera de todo. De golpe, apareció con un pie adentro. Y ahora, Jorge Sampaoli continuará al frente de la Selección. Pero no será la Mayor. Luego de la reunión que mantuvo con Claudio Tapia y Daniel Angelici, presidente y vice de la Asociación del Fútbol Argentino, se decidió que el entrenador dirigirá a la Sub 20 en el torneo de L’ Alcudia, Valencia, a finales de julio. ¿Inesperado? Sí. ¿Insólito? También.

La reunión entre Tapia, Angelici y Sampaoli estaba pactada para este martes o miércoles, pero se adelantó ya que el presidente de Boca viajará a Estados Unidos, donde su equipo está realizando la pretemporada. Por eso llamó al DT y lo convocó al predio de Ezeiza. Lejos de los micrófonos, la idea estaba clara: decirle no va más al santafesino y generar un nuevo cambio de rumbo en la Selección.

Sin embargo, puertas adentro, se encontraron con un Sampaoli dispuesto a pelearla, a no entregarse. Y mucho menos a resignar los millones de dólares que la AFA debería pagarle hoy en caso de prescindir de sus servicios: 8.624.000 dólares.

Sampaoli insistió en que quiere revancha. Ahí la charla se desvió a repasar qué sucedió en los últimos 45 días, los que transcurrieron desde que el plantel dejó la Argentina para ir a Rusia, previa escala en Barcelona. “Fue una charla informativa para ver qué pasó”, contaron desde el círculo de confianza de Tapia.

“Fue una reunión informativa. No le dijeron te tenés que ir. Lo escucharon. Hablaron del Sub 20. Hablaron de la Mayor. De cosas a mejorar. Fue una reunión interesante”, puntualizó uno de los allegados de Sampaoli. Y ahí, entre esos temas, apareció una salida más o menos elegante para empezar a destrabar la situación: el Sub 20. Más precisamente el torneo de L’ Alcudia, que se disputará en Valencia, España, a partir del 29 de julio próximo.

Es que ya sin Sebastián Beccacece, este lunes presentado como técnico de Defensa y Justicia, ni Nicolás Diez y Martín Bressán, Sampaoli decidió hacerse cargo él mismo del armado del plantel. Y de dirigirlo. Un desafío ínfimo comparado con lo que viene de vivir en la Copa del Mundo. Pero que a las dos partes parece conformar.

 

Fuente: Clarín