Mundo

Qué hay detrás de la virgen en ropa interior que enfurece a los católicos

VIRGEN. La imagen de la Madre de Dios en paños menores generó una enorme controversia

La Iglesia católica boliviana y las autoridades regionales del departamento de Oruro reaccionaron con enojo contra una joven pintora local que retrató una imagen de la virgen María en ropa interior.

Anunciaron jornadas de desagravio contra la patrona y juicios contra la autora, que argumenta su obra como una forma de desenmascarar a los falsos devotos.

El obispo de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik, presidirá “la oración de reparación para pedir perdón a la Madre de Dios por la imagen blasfema que la pintora Rilda Paco hizo de la Virgen del Socavón”, informó la agencia católica de noticias ACI.

La joven pintora retrató con una prenda de vestir íntima de color rojo una imagen de la Virgen del Socavón, patrona de Oruro y a quien le dedican el festival religioso más grande del país, durante el carnaval.

Crítica social

Sin embargo, la autora se defiende. “Hay falsos devotos y son aquellos que usan la religión para bailar, para beber, para cometer varias cosas malas, luego ir a la iglesia y decir que no ha pasado nada”, explicó la artista de 31 años, que profesa el catolicismo.

“Me molestó bastante porque ahí ves qué está pasando con nuestra sociedad, dónde está la humanidad, dónde está la sensibilidad. ¿Ya no existe?”, cuestionó Paco, que nació en Oruro y que es hija de mineros.

La artista, a quien canales de televisión la mostraron repartiendo dibujos en hojas de papel en puertas de iglesias, dijo que su fin era mostrar su malestar por el uso que los devotos católicos le dan a la virgen.

La usan -dijo- para justificar sus borracheras. Además, las mujeres danzan con faldas cortas y se convierten en un objeto sexual. A su vez, insistió que su fin no era provocar a la fe católica.

Borrachos y acosadores

La visión de la artista propicia una crítica social, según explicó, pues denuncia el trasfondo de la fiesta en la que “se comete acoso sexual, feminicidios, abandono a niños y peleas de pareja“.

Rilma Paco añadió que la tanga roja, a la que ella llama “simplemente un calzón”, es una denuncia” a la “objetualización” de la mujer y al machismo profesado, a su juicio, por hombres e incluso por mujeres.

Por su parte, el manto negro representa el luto por los miles de afectados por inundaciones que azotan regiones de Bolivia y principalmente por los muertos en las dos explosiones durante el mayor carnaval del país, señaló. Las pantaletas negras, reconoció, le dan “más sensualidad”.

El alcalde de Oruro, Edgar Bazán, ordenó por separado interponer una querella contra Paco, “por ser la autora de un cuadro que desvirtúa la esencia de la religiosidad y fe hacia la Virgen del Socavón”.

Artistas e intelectuales mostraron su solidaridad con la autora, señalando que se censuraba la libertad de expresión en Bolivia.

FUENTE: Infobae