Mundo

Viajó para celebrar su aniversario de bodas pero nunca volvió

Tatiana Mirutenko era una joven estadounidense de 27 años, empresaria, amante de los animales y recién casada. La vida le sonreía hasta que dos hombres a bordo de una bicicleta terminaron con sus sueños.

Las primeras horas del sábado fue asesinada de un tiro en la cabeza al salir junto con su esposo y unos amigos de una taquería en la lujosa zona de Polanco, en Ciudad de México.

Los reportes policiacos señalaron que el objetivo del atentado era un hombre llamado José Manuel Serrano “El Chepe”, un vigilante de bares de la zona que en la entrada de la taquería se cruzó con la joven y sus amigos.

Mexico lindo y querido

México era un país muy querido por la joven y por su familia, por eso lo visitaban cada año para festejar las navidades, aunque ésta era la primera vez que estaba en la capital, destino que ella y su marido, James Hoover, escogieron para celebrar su primer año de casados.

Tatiana Mirutenko era una joven estadounidense de 27 años, empresaria, amante de los animales y recién casada. La vida le sonreía hasta que dos hombres a bordo de una bicicleta terminaron con sus sueños.

Las primeras horas del sábado fue asesinada de un tiro en la cabeza al salir junto con su esposo y unos amigos de una taquería en la lujosa zona de Polanco, en Ciudad de México.

Los reportes policiacos señalaron que el objetivo del atentado era un hombre llamado José Manuel Serrano “El Chepe”, un vigilante de bares de la zona que en la entrada de la taquería se cruzó con la joven y sus amigos.

México era un país muy querido por la joven y por su familia, por eso lo visitaban cada año para festejar las navidades, aunque ésta era la primera vez que estaba en la capital, destino que ella y su marido, James Hoover, escogieron para celebrar su primer año de casados.

Una estrella en ascenso

De acuerdo con su perfil laboral en la red Linkedin Tatiana era considerada como una “estrella en ascenso, brillante y apasionada” por su empresa Nektar Therapeutics, en Chicago, donde trabajaba como analista senior de relaciones con inversionistas.

“Muchos en Nektar, y fuera de la compañía, valoraron su energía positiva, su visión y su gran entusiasmo por la vida”, señaló la empresa en un comunicado.

La joven que fue ejemplo, regresará este miércoles a su país natal, pero no como todos esperaban: su cuerpo irá dentro de un ataúd.

FUENTE: Infobae