Hogar

Cómo alisar el cabello con leche de coco

Por lo que si tienes el cabello seco o muy seco, la leche de coco será idónea para ti. Además, cuando el cabello comienza a romperse, está mostrando una señal de alarma. Es el mejor momento para actuar y lo haremos con este ingrediente. Combatirá el encrespamiento, gracias a la suavidad e hidratación. Además, si tienes un cabello con mucho volumen, la leche de coco hará que tu pelo se quede más liso. Finalmente, hay que decir que favorece a un buen crecimiento. Así que como vemos, lo tiene casi todo y todo ello, bueno.

Cómo alisar el cabello con leche de coco y limón

Para conseguir nuestro propósito, necesitamos hacer una mascarilla. Así que, para ello vamos a mezclar una taza de leche de coco con el zumo de medio limón. Lo vamos a batir bien, para que se integren. Ahora, tenemos que dejarlo reposar. Sí, no sucede como en otros remedios que rápidamente ya los utilizábamos.

Leche de coco para alisar el cabello

En este caso, vamos a meter la mezcla en la nevera durante una hora, aproximadamente. Cuando haya pasado ese tiempo, debes humedecer todo el cabello. Una vez húmedo, será cuando puedas aplicar la mascarilla. La podrás ir extendiendo desde el cuero cabelludo hasta las puntas. Realiza un ligero masaje en la parte del cuero cabelludo y déjalo que repose. Lo mejor es tapar la cabeza con un gorro o una toalla. Después de media hora, lavarás el cabello como de costumbre.

Cabello liso con leche de coco

Notarás que una vez seco, el cabello está mucho más suave y como resultado más liso. Así que, para conseguir los efectos deseados, lo mejor es usarlo un par de veces cada semana. Verás como con un poco de paciencia, tu cabello va recuperando su brillo y en general, su salud, que es lo que se merece. Es cierto que también puedes aplicar un poco de aceite de coco templado sobre el cabello. Si mezclas este tipo de aceite con un poco de aguacate, tendrás una nueva mascarilla que también es alisante. Recuerda siempre que el último aclarado se debe hacer con agua fría para sellar cutículas. Evita, en la medida de lo posible, los secadores y planchas. Además, péinate con peines de púas anchas. Todo ello contribuye a una mejor salud del pelo y a un acabado más liso.

 

 

Fuente: Bezzia

Etiquetas