Deportes

Reformas en el fútbol de ascenso: torneos sin descensos y fusiones de categorías

Demasiado se habló y se habla en relación a la reforma de los torneos del fútbol de ascenso. Pero de a poco parece que se van concretando los primeros cambios, entre los que se destacan categorías en las que no habría descensos y otras que, en las próximas temporadas, se fusionarían para achicar gastos.

Incluso antes de que comenzara el Mundial y terminara de rodar la pelota en el fútbol argentino, ya había rumores de cambio. Había categorías que no habían terminado de jugarse, y desde la AFA llegaban versiones que indicaban no solo posibles modificaciones a futuro, sino también novedades que podrían incidir en las mismas temporadas que todavía estaban en juego.

Una de las categorías que más mutará con el paso de los días y los años, será la Primera B Nacional. Está previsto que la segunda división se juegue durante el próximo año sin descensos ni promedios, con la intención de que se acomode la cantidad de equipos de cara a la temporada 2019/2020, en la que la reestructuración podría ser más de fondo, con una separación de dos zonas compuestas por equipos del interior y de la zona metropolitana, sin cruzarse hasta una hipotética fase final.

En cuanto a la pelea por lograr el ascenso a la Superliga durante el 2019, los equipos deberían jugar todos contra todos en una rueda (como durante el torneo último): el campeón subiría a la elite del fútbol argentino y el segundo ascenso saldría de un torneo octogonal, como el que San Martín ganó para subir de división antes de que empiece el Mundial.

En la B Metropolitana las cosas están mucho menos claras. Es que todavía no está definido cuántas plazas de ascenso habrá durante la temporada que se iniciará en agosto y existe la posibilidad de que no haya una determinación al respecto hasta que arranque a jugarse, dado que se evaluará hasta las últimas consecuencias cuántos equipos deberán ascender forzosamente para reestructurar la B Nacional, con sus nuevas dos zonas, compuestas por 18 o 20 equipos cada una.

Una vez que la separación de la segunda división se concrete, quedarán pocos equipos en la B Metropolitana y la Primera C se fusionará: entre las dos categorías se formará una sola. Eso, a su vez, generará que la Primera D pase a ser la nueva C, por lo que el resultado general marcará que dentro de dos años el fútbol argentino metropolitano tendrá una categoría menos que como lo conocemos en la actualidad.

FUENTE: TN

Etiquetas