País

Paritaria docente: Santa Fe y Córdoba se alejan de Nación y suman cláusula gatillo

La gestión de Lifschitz propuso un aumento de 16%, mientras Schiaretti ofertó 15%, ambos con ajuste automático por inflación. Conflictos en varios distritos.

Mientras la gobernadora María Eugenia Vidal volvió a convocar para mañana a los gremios docentes bonaerenses para intentar un acercamiento que evite un conflicto en el inicio de las clases el próximo lunes, los gobiernos de Santa Fe y Córdoba, que encabezan Miguel Lifschitz y Juan Schiaretti, se desmarcaron del modelo pretendido por la Casa Rosada para las paritarias del sector público y en la oferta salarial que elevaron a los representantes de los maestros de sus distritos propusieron la inclusión de una cláusula gatillo de ajuste automático por inflación.

En el caso santafesino, el ofrecimiento de la gestión Lifschitz que alcanza tambien a los agentes de la administración pública provincial consiste en un incremento del 16% en tres tramos, durante los meses de marzo, julio y octubre. Esa propuesta se completa con la inclusión de una cláusula de actualización automática de salarios, en base al relevamiento de precios que mide el instituto estadístico provincial. Con ese esquema el sueldo de un maestro sin antigüedad desde octubre alcanzará a $ 17.500 y será de $ 49.400 en el caso del supervisor.

Si bien los gremios consideraron “insuficiente” la propuesta, la ministra de Educación santafesina, Claudia Balagué, defendió la oferta al subrayar que “está garantizado que apenas la inflación supere el 16% vamos a actualizar los salarios”.

En tanto, la administración de Schiaretti propuso al gremio docente UEPC un aumento de 15% (un 8% desde febrero, 5% en junio y el 2% restante en septiembre) también con una cláusula de ajuste automático por inflación. Los representantes de los maestros cordobeses analizarán durante los próximos días el ofrecimiento, aunque adelantaron que, en línea con la pretensión de la conducción de Ctera de convocar a un paro nacional para lunes 5 y martes 6 de marzo, no iniciarán el ciclo lectivo provincial hasta el miércoles 7.

También en la Ciudad de Buenos Aires, donde el comienzo de las clases está previsto para este jueves 1, el mayoritario gremio de UTE anunció anoche una huelga de 48 horas para lunes y martes en rechazo a la propuesta salarial de 12% sin cláusula gatillo formulada por la administración de Horacio Rodríguez Larreta. “Estamos muy preocupados. Siempre la propuesta era superior a la media de lo que se ofrecía en el resto del país, pero desde 2016 es inferior. Hay zozobra por un comienzo conflictivo de clases”, advirtió el secretario general del gremio, Eduardo López, previo a la oficialización del paro.

A su vez, en la expectativa de evitar ese escenario de conflicto en su distrito, Vidal convocó para mañana a los sindicatos agrupados en el Frente Gremial Docente para continuar con las negociaciones salariales. La de mañana será la tercera reunión paritaria después de que los gremios rechazaron las ofertas formuladas por la administración bonaerense en los dos encuentros previos.

Esas propuestas contemplaban un incremento salarial de 15% en tres tramos sin inclusión de cláusula gatillo de ajuste automático pro inflación y el pago de un suplemento extraordinario por presentismo de $ 6000 para 2018. Los sindicatos reclaman un piso de aumento de 20% y una garantía de ajuste salarial automática, como se incluye en el acuerdo de 2017.

Fuente: Cronista

Etiquetas