País

Santiago: Chantajeaba con fotos a mujeres en grupos de Facebook y Whatsapp

El acusado se dedicaba a conseguir información sobre determinadas personas y luego las contaba a sus contactos. Mostraba imágenes y videos.

La Unidad Fiscal de La Banda inició una investigación por una nueva causa de delito cibernético.

Dos mujeres se presentaron en sedes policiales y revelaron que eran hostigadas, acosadas y chantajeadas por desconocidos a través de las redes sociales. Según se supo, la denuncia se realizó días atrás en la Seccional 35. Allí se presentó una mujer y contó que a través de Facebook y de Whatsapp publicaban detalles de su vida privada.

Además en dichos grupos daban datos sobre su vida íntima y la difamaba aduciendo que realizaba trabajos sexuales.

La denuncia de la mujer no fue la única, pues más tarde otra de las víctimas se presentó en la Comisaría, por lo que al advertir que se trataba de una “banda” dedicada a cometer este tipo de delitos, la fiscalía ordenó a la División Delitos Comunes de La Banda, que inicie las averiguaciones.

La policía comenzó con una investigación hasta dar en primera instancia con el grupo creado en Facebook, el cual era cerrado y la mayoría de los miembros eran residentes en la ciudad de Fernández, al igual que las dos víctimas que hasta el momento habían radicado denuncia.

Con el pasar de las horas, los efectivos -a través de apoyo tecnológico- lograron establecer que el administrador del grupo residía en la “Capital del Agro”, por lo que todos los trabajos se centraron en la mencionada ciudad. Utilizando entrecruzamiento de datos, y de llamados telefónicos, se avanzó en la causa. Con la obtención de señal de un número de IP la policía llegó hasta una vivienda de calle Andrés Chazarreta del Bº 21 de Septiembre.

Según las averiguaciones desde una computadora de esa casa salía la información en contra de las víctimas. Con datos certeros, los investigadores se comunicaron con la fiscal que actualmente tiene la causa, Dra. Jacqueline Macció, quien solicitó autorización al juez de Control y Garantías para ingresar a la casa, secuestrar los aparatos tecnológicos que había en el interior y además detener al dueño del inmueble.

Los efectivos arribaron la casa y allí pusieron tras las rejas a un sujeto de apellido Escobar. Además de poder del acusado se secuestró un teléfono de alta gama, una PC de escritorio y una notebook del plan nacional “Conectar Igualdad”.  Los elementos secuestrados serán peritados por especialistas informáticos, quienes determinarán si a través de esos aparatos se manejaban los perfiles en Facebook.

Según se supo, el acusado no solo subía información de las mujeres sino que también compartía fotos.La difamación era la principal arma que utilizaba el acusado, quien hoy será indagado por la representante del Ministerio Público.

 

Fuente El Liberal