Política

El massismo impulsa la suspensión de embargos y juicios por deudas de impuestos

Legisladores nacionales del Frente Renovador, presentarán en las próximas horas el proyecto de ley.

La fuerza política liderada por Sergio Massa presentará en las próximas horas un proyecto de ley para que se frenen los embargos de cuentas bancarias y los juicios por parte de la AFIP, ARBA y agencias municipales, producto de la “difícil situación económica que atraviesa el país”. La medida atañe a pymes, comerciantes, profesionales, monotributistas y emprendedores, y es por un plazo de 180 días.

La presentación del Frente Renovador la harán legisladores nacionales en el Congreso y provinciales en la Legislatura bonaerense, para que abarque además a todos los municipio. En el primer caso lo impulsan los diputados Graciela Camaño y Marco Lavagna, en tanto que en el segundo lo hacen Valeria Arata y Ricardo Lissalde. En el caso de los municipios será llevado adelante por los 10 intendentes afines al massismo.

Asimismo, el Frente Renovador solicitará una sesión especial en la legislatura provincial y nacional para tratar esta propuesta. A su vez, también se acordó con Miguel Ángel Pichetto, jefe del interbloque que responde a los gobernadores peronistas en el Senado, que la misma sea impulsada en esa Cámara.

“Esta iniciativa considera que en nuestro país las pymes funcionan como el motor de crecimiento de la economía y de la generación de puestos de trabajo. En la economía actual, estas empresas cumplen un rol fundamental dado que representan el 98% del total de las empresas argentinas y concentran el 70% del empleo y el 45% del total de las ventas”, señaló el massismo en un comunicado.

Al respecto, Marco Lavagna explicó: “Básicamente lo que estamos pidiendo es que, ante este complejo panorama económico que afronta el país, se declare la emergencia fiscal. Esto significa suspender el avance de situaciones judiciales sobre todas aquellas Pymes, comerciantes y profesionales que las sufren, para de esa manera, sacarles el pie de la cabeza y puedan recuperarse. Las deudas seguirán existiendo, pero mientras tanto, podrían tomar aire”.

Del mismo modo, el proyecto también crea la Mesa de Coordinación de la Emergencia Fiscal pyme, destinada a colaborar en su correcta implementación y ejecución. Este organismo, según el proyecto, estará integrado por representantes del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas, de la AFIP, del Banco Central de la República Argentina, del Ministerio de la Producción y de la Secretaría de Emprendedores y Pymes.

La misma, propone un programa fiscal para que los contribuyentes alcanzados por la presente emergencia cuenten con un régimen excepcional para regularizar las obligaciones adeudadas e incluidas en la Ley.

“La situación se ha agravado, y cuando se observa la cantidad de empresas en proceso de crisis, con la cadena de pagos cortadas e inaccesibilidad a los créditos, resulta evidente que desde el Estado debe otorgarse las herramientas para que esos grandes generadores de empleo puedan subsistir. Se necesita reactivar la economía y justamente esta iniciativa buscar dar un respiro poniendo un incentivo para que la economía pueda ponerse en marcha”, consideró el diputado massista.

Por su parte, la diputada bonaerense Valeria Arata, explicó: “Tenemos la necesidad extrema de ocuparnos de los comerciantes y pequeñas y medianas empresas, quienes sufren desde hace tiempo la asfixia impositiva, y esta ley suspende por seis meses todos los embargos y juicios por deudas de impuestos en la provincia de Buenos Aires”.

Y agregó: “Hay que encontrar una solución y darles un respiro y una bocanada de aire a las pymes y comerciantes, que son los verdaderos generadores de empleo, porque mantener las persianas levantadas se hace cada vez más difícil”.

 

Fuente: Ámbito Financiero


Nuestro Face