Policiales

Piden un careo entre José Alperovich y Alberto Lebbos

Ayer se leyeron las respuestas del ex gobernador de la provincia. La querella pidió, sin embargo, que el actual senador complete el trámite y conteste todas las preguntas debidamente. El Tribunal ordenó esta medida. Las contradicciones con el padre de la víctima.

Paulina Lebbos desapareció el 26 de febrero de 2006. Fue vista por última vez esa noche en el boliche “Gitana”, en la zona del Abasto. La búsqueda de la joven se desplegó hasta el 11 de marzo del mismo año, cuando el cuerpo de la joven fue hallado sin vida y tirado a metros de la ruta 341, en Tapia. Pocos acontecimientos pudieron superar el interés público, político y judicial al avance de la investigación por el crimen de la estudiante de Comunicación Social en la Universidad Nacional de Tucumán.

Ayer, 12 años después, José Alperovich, quien era entonces gobernador de la provincia, dijo que sus declaraciones del 26 abril de 2006 se sustentaban en “informaciones que le habían dado el ministro de Seguridad, Mario López Herrera, o el jefe de la Policía, (HugoSánchez”. “Al día siguiente, se desdibujó la hipótesis a la que se referían mis dichos”, respondió el actual Senador nacional.

“Hay una pista que está muy cercana. Creo que estamos muy cerca de encontrar al verdadero asesino, porque acá hay una banda que se la está investigando, las cosas y los elementos que hay”, había manifestado el ex mandatario en ese momento, entre otras cosas.

En el reinicio del juicio oral por la desaparición y homicidio de Lebbos, se procedió ayer a la lectura de las respuestas de Alperovich a los cuestionarios que habían sido efectuados por la querella y la defensa del imputado Eduardo Di Lella, ex secretario de Seguridad, como estaba estipulado en un fallo de la Sala III en lo Penal, a cargo del proceso penal. El ex titular del Poder Ejecutivo contestó las preguntas de manera escrita.

El abogado de la familia Lebbos, Emilio Mrad, pidió que el senador complete el cuestionario, ya que hubo otra vez preguntas sin la debida respuesta. El Ministerio Público Fiscal (MPF) se sumó a la demanda. Entre sus contestaciones, Alperovich afirmó que no tenía conocimiento sobre documentos oficiales.

A la vez, el abogado de Di Lella, Gustavo Morales, solicitó la realización de dos careos: Alperovich frente a Sánchez, acusado de encubrimiento, y del ex mandatario con Alberto Lebbos. Sin embargo, el ex jefe de la Policía no aceptó esa medida.

El Tribunal, integrado por Dante Ibáñez (presidente), Rafael Macoritto y Carlos Caramuti, ordenó que el ex gobernador complete el testimonio en las próximas 72 horas, bajo apercibimiento, y difirió su decisión sobre el otro pedido hasta completar el primer trámite.

Inspección ocular en Raco

Hoy, a partir de las 18.30, se realizará una inspección ocular en la localidad de Raco, con el fin de definir la situación procesal de Arturo Guillermo Polli, ex chofer de Sánchez. Previo al inicio de la feria judicial, Gustavo Carlino, defensor del ex subjefe de la Policía, Nicolás Barrera, había requerido que este testigo sea procesado por falso testimonio. El representante de la querella había adherido también al pedido. Diego López Ávila, el otro integrante del MPF, había solicitado al Tribunal que postergue la decisión hasta la concreción de medidas judiciales previas.

Fuego cruzado entre el padre de la víctima y el testigo

Alberto Lebbos:

“Yo le entregué la carpeta. Él (por José Alperovich) niega esa situación. Salí ofuscado y enojado de esa reunión. Cae en totales mentiras”.

“Dijo que desconoce expedientes que se presentaron y decretos firmados por él mismo. O sea, es falaz, reticente a contestar. Es un tipo que sigue protegiendo a los asesinos de Paulina. De eso, no hay dudas”.

José Alperovich:

“Cuando llegué a la reunión, ya se encontraban las personas indicadas. Y entiendo que (Lebbos) no se fue ofuscado ni entregó carpeta, como lo indica la pregunta”.

“Personalmente, no recibí en la Casa de Gobierno ninguna nota (denuncias) del señor Lebbos y desconozco si habrá presentado en alguna dependencia (del Palacio del Poder Ejecutivo)”.

Fuente: La Gaceta