Sociedad

“Se pierde plata si se quema caña” dicen cañeros

El 90% de la caña se cosecha en verde y en pie, asegura Marcelo Fernández presidente de la Unión Cañeros del Este pidiendo una solución de fondo a un problema que parece agravarse año a año, pese a que una ley lo sanciona como delito todos los días vecinos de la zona este, la más afectada y algunas partes de la ciudad capital sufren la incesante caída de ceniza.

No sólo se debe lidiar con la ceniza también con los olores nauseabundos y las cortinas de humo que cubren las rutas reduciendo peligrosamente la visibilidad a los conductores.

El problema se repite en cada campaña azucarera y se va agravando según el cañero Marcelo Fernández detallando que se realiza un trabajo de monitoreo permanente, tratando siempre de coordinar tareas en la mesa de gestión ambiental que reúne a referentes del INTA, Defensa Civil, la EEAOC, Fiscalización Ambiental, Bomberos y Defensoría del Pueblo, con el propósito de restar los efectos que provoca una práctica cultural: la quema de cañaverales y pastizales.

“Es grave, esto se sabe cómo empieza pero no cómo termina, los chicos pueden estar jugando y empezar con un incendio que en un cañaveral no se sabe donde termina por el viento” señala Fernández.

Mientras se multiplican los casos que se dan coincidentemente después de las primeras heladas, los cañeros salen a aclarar que la caña quemada les hace perder dinero porque se reduce el rendimiento de la planta. El rastrojo, lo que queda, es reutilizado como barrera para lluvias y malezas en los campos, quemarlo también significa un perjuicio para los productores.

“Estamos dispuestos a tratar el tema, queremos algo que de una solución de fondo, pensar en un plan de contingencia y terminar con esto” puntualizó Fernández.


Nuestro Face