Policiales

Pedro Paz: “El final que nadie quiso y quiero que todos los delincuentes estén presos”

“Se ensañaron con mi hija y por eso hoy la tenemos que velar a cajón cerrado”, dijo Pedro Paz, el papá de Priscila, la joven que estaba desaparecida y que terminó siendo víctima de un horrendo crimen.

Paz sostuvo que tenía la esperanza de hallar con vida a su hija y que ahora solamente espera que se haga justicia: “este final que nadie quiso y quiero que todos los delincuentes estén presos”.

Pasan las horas y los familiares de Priscila Paz declaran con más firmeza que la joven no fue asesinada en el lugar donde el cuerpo fue encontrado, en un cañaveral ubicado a pocos metros de la ruta 301, en San Pablo. “La tiraron como a un perro”, dijo el padre de Priscila.

Javier Lobo Aragón, el abogado de la familia, también se refirió a ese punto de la investigación: “había varias hipótesis sobre el hecho y de pronto nos damos con esta noticia de que el cuerpo se encontraba muy cerca de la ruta, cerca de unos cañaverales. Evidentemente fue plantado”.

“Hace una semana que se venían realizando los rastrillajes. No solamente por personal policial, sino también por los vecinos de San Pablo y familiares de Priscila porque era el lugar donde supuestamente se había bajado. Es imposible que no la hayan encontrado”, concluyó Lobo Aragón.

“Tengo 30 años en la profesión, haciendo exclusivamente derecho penal y ya no me asombra nada, pero me llama mucho la atención que esto haya sucedido por un celular”, dijo Lobo Aragón.

“Es un caso terrible. Ayer estuve en el lugar del hecho, ya venía la fiscalía investigando desde hace una semana y se estaban movilizando bastante. El cuerpo estaba deformado por los golpes. Es una cosa increíble. Me llama mucho la atención que esto haya ocurrido en un homicidio en ocasión de robo”, concluyó.

 

 

Fuente: La Gaceta

Etiquetas