Política

Los empresarios presos por el escándalo de los cuadernos se negaron a declarar

Buenos Aires 2 de agosto 2018 traslado de la dependencia de drogas peligrosas de av belgrano al 1600 a los detenidos por la causa da los 8 famosos cuadernos a tribunales de comodoro py Carlos Ferreyra foto Rolando Andrade Stracuzzi ley 11723

En una misma sala, todos reunidos, sentados uno al lado del otro, seis de los empresarios detenidos en la causa por la ruta de las coimas vinculadas al extinto ministerio de Planificación Federal y empresas de la construcción y del sector energético, escucharon la imputación por asociación ilícita que cae sobre ellos. Ninguno de ellos quiso declarar y sus respectivas defensas ponen en duda tanto la radicación de la causa en el juzgado de Claudio Bonadio, como la prisión preventiva dictada.

Desde las 10 en el cuarto piso de los Tribunales de Comodoro Py, el juez Bonadio le tomó declaración indagatoria a un grupo de empresarios entre los que se encontraba Carlos Wagner (Esuco), Gerardo Ferreyra y Jorge Neyra (Electroingeniería), Armando Loson (Albanesi SA), Carlos Mundin (BTU SA) y Javier Sánchez Caballero (IECSA). Algunos abogados calificaron de “inusual” la metodología aplica: se les leyó de forma conjunta la acusación contra todos ellos.

Al imputarlos, el fiscal Stornelli consideró que todos son partícipes de una asociación ilícita que se dedicó al pago y cobro de sobornos. Según el número que se desprende de los ocho cuadernos que llevaba Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta -mano derecha de Julio De Vido- y que dieron origen a la causa, la cifra inicial es de 53 millones de dólares, pero después al contabilizar otros movimientos de fondos, la justicia consideró que la ruta de fondos ilícitos podría superar los 160 millones de dólares.

Después de la lectura de la imputación, por diferentes motivos, los empresarios se negaron a declarar. Algunos de los abogados consultados por Clarín anticiparon que pedirán la nulidad del expediente, indicaron que no hay “prueba suficiente en la causa”más que algunas testimoniales y los cuadernos donde Centeno escribió el detalle de los supuestos pagos y traslados del dinero de los sobornos. Ya como imputado colaborador, el chofer reconoció este jueves que fueron escritos por él. Con notas que no superan de los tres a doce renglones, las anotaciones indican supuestos recorridos, horarios, montos de dinero que se movían, nombres de empresarios y de ex funcionarios.

Hay otros empresarios con orden de detención que aún no se presentaron ante la Justicia: Juan Carlos Goycochea (ex Isolux) y Francisco Valenti (Pescarmona).

La organización de la indagatoria de todos los detenidos en la causa -que ya son catorce- dejó para una segunda instancia a todos los ex funcionarios: Roberto Baratta, Rafael Llorens, Walter Fagyas, Hugo Larraburu, Nelson Lazarte y el ex asesor de Planificación Hernán Gómez.

Además de estas indagatorias, el próximo lunes inician las 18 indagatorias de imputados sin pedido de detención, en cuya lista se incluyó a De Vido, al ex chofer de Néstor Kirchner, Rudy Ulloa; a Oscar Parrilli, a Juan Manuel Abal Medina y el ex juez Norberto Oyarbide, entre otros. La ronda de indagatorias cerrará el 13 de agosto con Cristina Kirchner, a quien en los próximos días el juez Bonadio le pedirá un nuevo pedido de desafuero ante el Congreso de la Nación.

 

 

Fuente: Clarín


Nuestro Face