Sociedad

Se formó a “preventores comunitarios” para actuar en casos de violencia contra las mujeres

En el marco del “Programa de Prevención de Violencia Contra Las Mujeres” que lleva adelante la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, más de 50 vecinos de distintos barrios de la Capital se capacitaron como “preventores comunitarios” durante los últimos tres meses.

Este jueves, el municipio entregó los certificados a los vecinos que participaron de la primera etapa del proyecto, durante un acto que se realizó en el edificio de la Intendencia, ubicado en 9 de Julio y Lavalle. Encabezaron la ceremonia el secretario de Urgencias Sociales, Federico Masso, y la subsecretaria del área, Yanina Muñoz.

Este programa, organizado por la Secretaria de Atención de Urgencias Sociales, trabaja a partir de la capacitación y promoción de las leyes y derechos vigentes, con el objetivo de generar estrategias desde la misma comunidad antes las distintas situaciones de violencia contra las mujeres que se presentan en la vida cotidiana. El proyecto se desarrolló en articulación con distintas instituciones de la comunidad en los centros de capacitación que funcionaron en el Club Nicolás Avellaneda, en el barrio Ciudadela; en el Centro Integrador Comunitario (CIC) ubicado en Adolfo de la Vega al 500; en el CEF 18; en el Club Sportivo del Norte de Villa 9 de Julio; y en el barrio Vial I.

Masso, resaltó que “las personas que hicieron la capacitación van a poder multiplicar la posibilidad de llega a esa mujer que sufre violencia, que está atrapada por el miedo y que no puede llegar a las instituciones donde puede obtener ayuda”. Además, destacó que “el rol del preventor comunitario es ser un nexo para abrirles las puertas a esas mujeres, para que puedan llegar a las instituciones del Estado o a las organizaciones intermedias que trabajan en esta problemática y puedan salir del infierno que están viviendo”.  Masso agradeció al equipo de capacitadores del municipio “que todos los días van a  los barrios con ganar de transmitir a los vecinos lo que saben para que ese hilo conductor sea cada vez más grande y sean más las personas que puedan difundir esa experiencia, para que desde la prevención evitemos esta situación trágica que duele”.

A su turno, Muñoz resaltó que “la finalidad del programa  visibilizar la problemática y pensar espacios en la comunidad donde podamos hacer circular la información y el conocimiento de qué leyes existen y qué derechos tenemos para poder afrontar una problemática tan grave y tan seria como es la violencia contra las mujeres, cuya expresión máxima es el femicidio”.

Por último, la funcionaria sostuvo que “el conocimiento es una herramienta muy poderosa, porque cuando conocemos e internalizamos la información, sabemos qué podemos conseguir y qué tenemos que exigir”.

 

 

Fuente: SMT