Deportes

Copa Argentina: Central Córdoba de Santiago se metió en octavos de final

El equipo que acaba de ascender a la B Nacional ya había sacado del camino a Vélez.

Central Córdoba de Santiago del Estero está dejando su huella en la Copa Argentina. Y lo hace a paso firme, con golpes que quedarán grabados para siempre en su historia. El equipo que acaba de ascender a la B Nacional ya había sacado del camino a Vélez y ahora hizo lo propio con Tigre para meterse en octavos de final.

En la cancha de Unión de Santa Fe, le ganó 2-0 al Matador con dos golazos: abrió la cuenta Pablo Ortega con un bombazo a los 30 minutos del segundo tiempo y coronó la enorme victoria Alfredo Ramírez con una gran jugada colectiva a tres minutos del final.

Ahora, El Ferroviario esperará por el ganador del cruce entre Independiente y Brown de Adrogué. Aunque ya les dejó en claro a los equipos de Primera que se le anima a cualquiera.

Salvo en el primer cuarto de hora de juego, en el que Tigre parecía marcar presencia y manejaba la pelota, fue Central Córdoba el que siempre lució más cómodo con el partido. Se jugó a lo que pretendía el equipo que dirige Gustavo Coleoni.

Alcanza con mencionar que la chance más clara de Tigre fue un tiro libre esquinado de Maximiliano Caire cuando promediaba la primera mitad que sacó bien el arquero César Taborda.

Con el correr de los minutos los santiagueños se fueron animando y empezaron a dominar las acciones. Tal como había ocurrido frente a Vélez no se dejaron llevar por el equipo de la máxima categoría y casi tienen su premio con una corrida por izquierda de Javier Rossi quien sacó un zurdazo seco que se fue besando el primer palo.

En el complemento se extendió la paridad. No se notaba la diferencia de categoría entre ambos y, es más, los santiagueños merodeaban más el área de Tigre de lo que sufrían. Todo en un trámite chato, con mucho orden y pocas sorpresas.

A los 30 minutos el equipo de la B Nacional tuvo su premio. Se animó Pablo Ortega, un símbolo de la impronta que mostró Central Córdoba. De animarse se trataba. El mediocampista sacó un bombazo cruzado desde 30 metros y la clavó contra el palo derecho de Julio Chiarini, que se estiró pero no pudo llegar a sacarla.

La frutilla del postre llegó a tres minutos del cierre, de la mano de dos jugadores que ingresaron en el complemento. Diego Jara gambeteó a toda la defensa de Tigre por izquierda, dejó desarmado a Canuto y le sirvió el gol a Alfredo Ramírez, que tocó al arco vacío y liquidó la historia.

Fue justo por lo que habían intentado los santiagueños. Y porque Tigre, que luchará por mantener la categoría en la Superliga, nunca logró plasmar en la cancha la diferencia de jerarquía.

Con esta histórica victoria, Centra Córdoba de Santiago del Estero se convierte en el cuarto equipo en sacar pasaje a los octavos de final de la Copa Argentina. Ya se habían clasificado River, Gimnasia y Atlético Tucumán.

 

Fuente: Clarín


Nuestro Face