Sociedad

Se desprendió el revoque del frente de una escuela

La calle Crisóstomo al 300 se encuentra cortada por trabajos en el lugar, luego de que una parte del revoque de la fachada de la escuela Obispo Molina, se desprenda. Una vez finalizadas las tareas se retomará el tránsito normalmente.

Personal de Defensa Civil de la Municipalidad, Catastro e infraestructura escolar trabajó en el lugar. El desmembramiento en la calle Crisóstomo Álvarez 334 se produjo el viernes pero no causó ningún herido.

Desde Defensa Civil de la Municipalidad aseguraron que lo que se desprendió fue parte del revoque de la fachada de la escuela. “La pared no corre riesgo de caerse”, afirmó a Eduardo Valdéz, subdirector de la repartición.

“Analizamos la situación y no es nada alarmante. Todo lo que estamos haciendo es preventivo. Ahora se está desprendiendo todo elemento que pueda estar suelto para después reponerlo”, explicó Pablo Lazarte, subdirector de Edificación Privada.

Lazarte además expresó que adentro de la institución se detectó una grieta que se cree que fue provocada por una pérdida de agua: “se está estudiando qué pasó”.

“No se dictan clases hoy (por ayer miércoles) en la escuela porque estamos trabajando en la fachada por un desmoronamiento. El daño está controlado pero las refacciones en el interior se harán más adelante”, expresó Ramón Vallejo, de construcciones escolares.

Fuente La Gaceta