País

Gendarmería decomisó mercadería ilegal en el Correo de Orán

Sucedió en el correo de la ciudad de Orán.

La mañana del martes comenzó movida en el Correo de Orán. Una patrulla de Gendarmería Nacional llegó poco después de las 8 y comenzó a decomisar grandes bultos de mercadería que iba a ser despachada a través de ese servicio postal hacia el centro y sur del país.

Según la orden del Juzgado Federal de Orán, fueron cinco los allanamientos realizados sucesivamente en el céntrico edificio.

Decenas de bultos envueltos en lonas azules y otros en papel de encomiendas, quedaron acumulados en la puerta del correo, cuando llegaron los gendarmes y detuvieron el ingreso de la mercadería al sistema del correo.

Al solicitar los papeles que avalaran la compra legal (importación) y el envío de la mercadería, quienes llevaban los paquetes no pudieron presentar la documentación fehaciente, por lo que se procedió a su decomiso.

De acuerdo a lo ordenado desde el Juzgado Federal, la mercadería fue incautada y trasladada bajo resguardo. Este miércoles sería entregada a las autoridades de Aduana en esa ciudad, para que se efectúe la valuación económica de lo decomisado.

Si la mercadería llegara a superar los 500.000 pesos, quienes figuren como sus dueños podrán ser acusados de contrabando, de acuerdo a la legislación vigente. Si la valuación es inferior a ese monto, solo corresponderá aplicarles una multa por incumplir el Código Aduanero.

Antecedentes

No es el primer decomiso de mercadería ingresada al país desde la frontera en Aguas Blancas, por contrabando.

El pasado 11 de enero, cerca de Pichanal, Gendarmería allanó un camión del Correo Argentino de donde incautó 71 grandes encomiendas que contenían mercadería ingresada clandestinamente al país.

Antes de aquel episodio, el 6 de noviembre del año pasado, otro vehículo del Correo Argentino había sido interceptado por una patrulla de Gendarmería cuando circulaba por la ruta nacional 50, cerca de Pichanal.

En la caja también llevaba encomiendas que contenían ropa, calzados, juguetes y otros productos contrabandeados.

 

Fuente: El Tribuno