Sociedad

Alfaro participó del acto por el 800° aniversario de la Orden de La Merced

La ceremonia fue encabezada por el superior provincial de la Orden de la Merced, Fray José Luis Mercado.

El intendente Germán Alfaro participó del acto conmemorativo por el 800° aniversario de la fundación de la Orden de La Merced, que se realizó este viernes, en la Casa Histórica de la Independencia.

La ceremonia fue encabezada por el superior provincial de la Orden de la Merced, Fray José Luis Mercado. También participaron el hermano de la Orden, Simón Rementería; el director del Liceo Militar Gregorio Aráoz de La Madrid, Carlos Héctor Romero; y funcionarios municipales.

“Quisimos estar presentes en la conmemoración de los 800 años de la Orden y acompañar a los sacerdotes Mercedarios, que tienen que ver mucho con nuestra ciudad porque participaron del traslado de San Miguel de Tucumán desde Ibatín hacia donde ahora está emplazada actualmente”, expresó Alfaro, quien estuvo acompañado por su esposa, la diputada nacional Beatriz Ávila.

El intendente comentó que es miembro de la comunidad católica de la capilla Nuestra Señora de la Candelaria, ubicada en la zona sur de la ciudad, que pertenece a la parroquia San Pedro Nolasco, donde se encuentran los curas Mercedarios. “Allí trabaje con ellos y siendo niño formé parte de la acción católica, colaborábamos con la gente a la par de los sacerdotes. Mi amor por la actividad política primero nace del trabajo social en la iglesia. Esto me llevó a involucrarme y a desempeñarme en este tipo de actividad”, relató Alfaro.

Por su parte, Rementería destacó la función social de los Mercedarios en la Capital tucumana. “Estamos en Villa Alem y en Villa Amalia, donde de alguna forma la pobreza está en la puerta de casa y eso hace que estemos continuamente interpelados por la situaciones que reclaman una respuesta de nuestra parte, sobre todo implicados con la niñez y la juventud”, señaló el religioso. Agregó que en los últimos tiempos la congregación también comenzó a trabajar “ante la problemática de la trata de personas y, en coordinación con otras parroquias, con el tema de la drogadicción”. El hermano mercedario valoró la importancia de “trabajar por la libertad, siempre unida a la esperanza”.

Historia de la Orden de la Merced

La Orden de la Merced fue fundada el 10 de agosto de 1218 en Barcelona, España, por Pedro Nolasco, en el Hospital de Santa Eulalia, con la participación del rey Jaime de Aragón y ante el obispo de la ciudad, Berenguer de Palou.

Una vez fundada la Orden, los Hermanos Mercedarios se extendieron por todo el mundo y llegaron a Argentina a principios del siglo XVI. Cuando se realizó la primera fundación de San Miguel de Tucumán, en 1565, los Mercedarios y los Franciscanos fueron también los primeros en establecerse. Cuando la ciudad se trasladó desde Ibatín hacia su actual emplazamiento, los miembros de esta congregación católica también estuvieron presentes. El 29 de septiembre de 1685, los Mercedarios consagraron la nueva ciudad a la Virgen de la Merced.

En tanto, el General Manuel Belgrano pidió a Nuestra Señora de la Merced su protección en la Batalla de Tucumán, en 1812, y después de la victoria, le entregó su bastón de mando.

El 19 de agosto de 1933 se realizó la fundación del Convento San Pedro Nolasco en calle Matheu 598, en la zona sur de San Miguel de Tucumán. Desde allí, la Orden sigue desarrollando su trabajo redentor al servicio de la comunidad.

 

Fuente: SMT