Sin categoría

El dólar vuelve a pasar los $30

Dólar

La corrida cambiaria contra la lira turca vuelve a presionar sobre el peso argentino, que se cambiaba a más de $30 por dólar en los bancos, al inicio de una semana clave para el Banco Central y el Gobierno.

El dólar abrió a $30,40 en el Banco Galicia -que suele mostrar la cotización más alta de la city porteña- y a $29,90 en el Banco Nación -la punta más baja-. Otros bancos privados, como el Francés, lo vendían a$30,20. El tipo de cambio mayorista subía casi 60 centavos, a $29,81 con las primeras negociaciones del lunes.

Rápidamente, esos valores quedaron desactualizados. La divisa subió a $30,40 para la venta en el Banco Nación a las 10:45 del lunes, cuando el mayorista rozó los 30 pesos por unidad.

La suba del dólar, en medio de la crisis de Turquía, se produce mientras el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular del BCRA, Luis Caputo, reciben a la misión técnica del FMI que auditará las cuentas públicas como parte del acuerdo por u$s50.000 millones que firmaron el Gobierno y el Fondo.

Según trascendió, la Argentina aspira a conseguir que el próximo desembolso -u$s2900 millones, disponibles para mediados de septiembre- pueda utilizarse de manera más flexible en el mercado cambiario.

El acuerdo supone que el Banco Central puede intervenir en el mercado con ventas de reservas ante situaciones excepcionales. Por ahora, es el Tesoro el que vende divisas, mediante subastas de u$s50 millones diarios.

Las ventas de dólares que llegaron del FMI y la renovación parcial de Letras del Tesoro (Letes) en moneda extranjera golpearon a las reservas, que cedieron más de u$s600 millones en los últimos días. Desde que entraron las divisas del Fondo, las reservas cayeron u$s6400 millones.

En ese contexto, el BCRA debe afrontar un nuevo “supermartes” de Lebac, con vencimientos por unos $525.000 millones en letras.

El escenario financiero internacional se tornó más complicado. El viernes, los bonos argentinos volvieron a mostrar tasas de retorno superiores al 10%. Ese sería el interés que le exigiría el mercado a la Argentina de querer emitir nueva deuda. Si bien la Nación cuenta con los recursos del FMI para cubrir sus necesidades, las provincias y las empresas que necesiten obtener fondos deberán afrontar tasas altas.

 

 

Fuente: TN


Nuestro Face