Policiales

¿Un punto de partida para esclarecer el caso Lebbos?

“Tengo fe de que estamos a punto de encontrar la punta del ovillo de esta trama”, dijo Alberto Lebbos apenas terminó de declarar Magdalena Cruz. Lo que contó la testigo, ayer por la tarde, impactó fuerte en el ánimo del padre de Paulina. Cruz declaró en el juicio en el que se investiga el crimen de la joven de 22 años y el posterior encubrimiento de ese hecho. “Indudablemente, se va confirmado la participación criminal de gente que no anda en buenas cosas”, sostuvo Lebbos.

Lo que dijo Cruz, una empleada doméstica de 39 años, dejó a todos con la boca abierta. Había sido citada como testigo para que explicara por qué hay llamadas entre líneas telefónicas a su nombre con las de las hermanas Virginia y Jimena MercadoGisella RennisJosé Luis Gómez padre de Roberto Luis Gómez (único imputado por el crimen) y Walter “Chichilo” Acevedo, uno de los líderes de la barra de Atlético.

“Ella dice que tiene una línea que usaba otra persona. Muchas cosas se habrían esclarecido en 2006 si se hubiera investigado bien”, afirmó Lebbos. De todos modos, pidió cautela. “No quiero interferir en la investigación. Sería imprudente de mi parte, porque entra en una etapa investigativa y no queremos afectar el proceso”, aclaró.

La mujer, oriunda de El Siambón, negó haber efectuado o recibido las polémicas llamadas. Pero aclaró que su empleadora, Macarena Bordato, le había pedido su documento para comprar un teléfono celular. Según la testigo, ella se quedó con ese aparato y la línea.

Cruz agregó que ya había tenido que dar explicaciones a la Justicia Federal en una causa por drogas por una investigación a una línea telefónica a su nombre.

“No recuerdo el año, también tuve problemas con un celular que estaba involucrado en un tema de drogas, mucho antes de este caso”, expresó. “No sé si firmó ella o me hizo firmar a mí para sacar un celular. Pero se lo quedó ella. Yo no iba a abonar ninguna factura, ella iba a pagar. Lo compró en un local en Yerba Buena”, agregó.

Bordato tomó cierta notoriedad a partir de un escándalo que protagonizó en septiembre de 2016 en el Aeropuerto Benjamín Matienzo. Durante una protesta de pilotos, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) tuvo que intervenir frente a las escenas de violencia verbal y física de la mujer, que fueron filmadas y luego viralizadas.

Cruz dijo que cuando le llegó la notificación de la Justicia Federal para que se presentara a declarar, se lo comentó a Bordato. “Le llevé la notificación y ella me acompañó a un abogado para que me explique. No llego a entender, siempre pensé que era porque yo compraba teléfonos usados, porque son más baratos”, argumentó.

La testigo también comentó que era familiar de Mario Cruz, un policía que prestaba servicios en la comisaría de Raco en la época del crimen de Paulina. También dijo que era habitual que la trasladara hasta la capital Diego Nieva, un remisero acostumbrado a recorrer ese sector y cuya declaración en el marco de la causa habría sido fraguada por los policías de Raco.

El fiscal Diego López Ávila, quien investigó el caso y lo elevó a juicio, y colabora con el fiscal de Cámara Carlos Saltor, se mostró sorprendido por los datos aportados por la testigo. “Jamás me hubiera imaginado que después de tanto tiempo de haber ocurrido el hecho, y de tanto trabajo de investigación, hubiera surgido un dato tan trascendental en medio del juicio”, sostuvo.

El fiscal solicitó una batería de medidas que el Tribunal irá resolviendo. Algunas son: informes a las compañías de telefonía sobre las líneas en cuestión, planillas de antecedentes de Cruz, de Bordato y su pareja, Alejandro Agudo; informe a la Policía de las planillas de antecedentes de estas tres personas; y que fuerzas de seguridad, a determinar por los magistrados, individualicen e identifiquen el domicilio de Bordato y Agudo; y cómo está integrada su familia.

A pedido de López Ávila, las Mercado tuvieron que regresar al estrado para explicar si conocían a alguna de las personas mencionadas. Ambas descartaron esa posibilidad y negaron haber recibido o realizado esas llamadas. Las mujeres oriundas de Aguaray volverán a ser protagonistas de la jornada de hoy. Por pedido de varios defensores, afrontarán varios careos y uno será entre ellas.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas