Política

PJ y Bussismo unidos contra Alfaro

Desde las bancadas Tucumán Crece-PJ y Fuerza Republicana criticaron con vehemencia la labor del jefe vecinal.

Que el intendente le pida la renuncia a todo su gabinete marca el fracaso de su gestión. Recién después de dos años se da cuenta de los reclamos de la gente. La Municipalidad no funciona y tiene problemas en todas las áreas: en transporte, limpieza, arbolado… el ciudadano le reclama una mejor gestión, me parece una medida acertada”, achacó el presidente del Concejo, el peronista Armando Cortalezzi. “Enhorabuena que Alfaro haya pedido la renuncia a sus funcionarios, el gabinete es un verdadero desastre. No hay una sola área de gobierno que funcione”, arremetió Ricardo Bussi, al frente de Fuerza Republicana.

Los cuestionamientos políticos se produjeron tras una reunión de gabinete municipal sorpresiva. Los casi 70 funcionarios fueron citados la mañana del lunes en la Casa del Bicentenario de la ciudad. El mensaje de Alfaro fue claro: les pidió a todos que presenten la renuncia porque el vecino no estaba satisfecho. “El pedido de dimisión es para evaluar la tarea de cada funcionario. Nadie es imprescindible, ni quien habla ni el último subdirector de área; el único elegido por cuatro años fue el intendente”, reconoció luego el secretario de Gobierno municipal, Walter Berarducci. El funcionario adelantó que la semana que viene se definirá si habrá cambios en el plantel de colaboradores. Casi 70 notas de dimisión habían ingresado por mesa de entradas tras el reproche.

Fuego cruzado

Desde la oposición no hubo piedad con la gestión de Alfaro. “Veremos si con el pedido de renuncia y los cambios en el gabinete se puede mejorar la gestión, para dar los servicios que se merecen los vecinos, porque se sienten desprotegidos. Esperemos que el intendente logre enderezar un barco que, la verdad, no está bien. Hay que dar un volantazo”, completó Cortalezzi.

David Mizrahi, presidente de la bancada Tucumán Crece-PJ (alineada a Casa de Gobierno), ahondó la postura del presidente del cuerpo. “La ineficiencia en la gestión municipal fue confesada. Las quejas de los vecinos reclamando soluciones no paran y Alfaro sólo hace oídos sordos. Está claro que el intendente no tiene capacidad para conducir”, disparó el alperovichista. Y agregó: “tras dos años de gestión el problema de la basura no tiene límites, la falta de control en el transporte fue admitida por él como un debe, el descuido con la poda de árboles causó una nueva tragedia, y el tráfico es un caos. A confesión de partes, relevo de pruebas”.

Para Bussi, la ciudad se encuentra abandonada: “Ayer (por el martes) llovió dos horas y la ciudad se anegó por completo. El intendente debe hacer renunciar a todo el gabinete y comenzar de nuevo. Está a tiempo, aunque perdió dos años de una manera imperdonable. La ciudad está inmunda, descuidada: pasó dos años peleando con el gobernador (Juan Manzur) en vez de gobernar”.

El presidente del interbloque Acuerdo para el Bicentenario-Cambiemos, Agustín Romano Norri, salió en defensa del jefe municipal. “El intendente es la única persona del Departamento Ejecutivo Municipal elegida por el voto de los vecinos. Cada año hace un balance y analiza el trabajo de cada repartición. Hay cambios y oxigenaciones necesarios, estamos a mitad del mandato”, consideró el radical.

Calma de gabinete

“Me parece saludable que Alfaro baraje para dar de nuevo. El único ‘cuero’ que hay que cuidar es el del intendente. Él está en pleno derecho de ver qué funcionarios se aburguesaron, quiénes cumplieron y quiénes no. Si me pide la renuncia, seguiré trabajando desde otro lugar para que Germán Alfaro sea el futuro gobernador de Tucumán”, sintetizó el titular de la Unidad Operativa de Tránsito y Transporte Público, Enrique Romero. Para el peronista, los funcionarios son “fusibles”: “todos estamos nominados en la casa de Alfaro”, desdramatizó.

Para el secretario de Urgencias Sociales municipal, Federico Masso, el mensaje del jefe municipal fue “fuerte”, pero acertado. “Hay que estar tranquilos, el intendente verá cuáles son los cambios necesarios. En el gabinete hay buenos ánimos, quizás el mensaje fue muy fuerte para los cuadros más técnicos, para quienes no vienen de la política. Para los que venimos de la política, sabemos que cuando uno asume debe estar a disposición del intendente”, finalizó.

Fuente: La Gaceta