Sin categoría

En menos de una semana: nuevo intento de usurpación en Yerba Buena

Unas 30 personas se instalaron en una propiedad privada a pocos metros del barrio Apunt, donde hubo asentamientos el fin de semana. Vecinos, un gremio y autoridades municipales plantearon sendas denuncias ante las fiscalías de Suasnábar y Giannoni.

Una segunda usurpación de terrenos privados, en solamente una semana, tiene alarmados a los vecinos del piedemonte de Yerba Buena, quienes temen por su seguridad; a la vez que ha puesto en alerta a las autoridades de la Municipalidad de la “ciudad jardín”, que sospechan que hay maniobras políticas detrás de estos episodios.

En la tarde del martes, unas 30 personas se instalaron en un inmueble de dos hectáreas, en la zona de la intersección entre el Camino de Sirga y la calle La Rioja (antes llamada Las Lanzas). En una zona lindera con el country Los Azahares.

“La situación es horrible”, describió la vecina Noelia Masa, quien describió ayer que, durante la noche del martes, “nadie pudo dormir” en la zona, por el constante ir venir de personas, y el ruido y el trajín que provocaba la instalación de casillas precarias. 

El asentamiento se dio detrás de la casa de María Eugenia Lefebvre y de José Avellaneda. Los separa la alambrada del patio. Ella confirmó que fue una velada insomne: hasta fogatas encendieron al lado de su casa. Consignó que la calle La Rioja es, también, un límite distrital: en una vereda se está en la Municipalidad de Yerba Buena, mientras que en la otra se está en la comuna de El Manantial. Y se declaró sorprendida por los datos que consignaban en sus declaraciones los que se instalaron al lado de su caso.

Justamente, en un video que registra el diálogo entre vecinos y usurpadores, una mujer a la que las autoridades municipales identifican como “La Porteña” manifiesta: “nosotros vivimos hace años acá. A la orilla del canal. Nos lleva el agua… Yo averigüé que la dueña (de la propiedad) está en España y que esto no se paga (en referencia a los impuestos) hace un montón de tiempo. (…) Si el dueño real viene con los papeles y una orden del juez, ahí levantamos nuestros cuatro palos y nos vamos a la casa tranquilos, porque no queremos problemas con nadie”.

El inmueble, según confirmaron Lisandro Argiró, secretario de Gobierno de Yerba Buena, y Mauricio Argiró, secretario de Seguridad, es del ingeniero Claudio Bravo.
Esta usurpación se suma a la ocurrida el jueves a pocos metros de este lugar, sobre terrenos del barrio Apunt, que pertenecen al gremio de los no docentes de la UNT. Durante el fin de semana, la situación recrudeció con el intento de ocupación de una casa deshabitada de esa vecindad.

Denuncias penales

“Personalmente, estoy convencido de que hay una movida de sectores políticos detrás de todo esto. Hay personajes que están presentes en las dos usurpaciones. Tratamos de identificarlos para promover la denuncia penal contra estos ejecutores y determinar quiénes dan las órdenes”, puntualizó el secretario de Seguridad.
Por separado, él y el secretario de Gobierno detallaron que han acompañado a las autoridades de Apunt, en el caso de la primera ocupación, y a los vecinos de Yerba Buena y de El Manantial, en el caso de la última, para formular sendas denuncias ante las fiscalías de Arnoldo Suasnábar y de Adriana Giannoni, respectivamente.
Los funcionarios municipales destacaron la intervención de Guardia Urbana de Yerba Buena, subrayaron la colaboración de la Policía de la Provincia en ambos casos y elogiaron la predisposición de los fiscales. Corroboraron que los asentamientos se mantienen y consignaron que tienen expectativas de que, en breve, haya órdenes de desalojo que pongan fin a ambos conflictos.

Fuente: La Gaceta