Policiales

Otra mujer murió por un aborto clandestino

Otra muerte por un aborto clandestino. A tres días de que falleciera una mujer de 34 años en Pacheco que se había hecho un aborto con perejil, se confirmó otro caso en el norte bonaerense, ahora en Pilar.

La mujer, de unos 30 años y cuyo nombre no trascendió, había llegado a la guardia del hospital Sanguinetti de Pilar el miércoles pasado acompañada de su hermana. Tenía dolor abdominal y mucha fiebre. El diagnóstico: aborto incompleto.

El equipo de Salud cumplió con el protocolo estipulado para estos casos y se le completó el tratamiento. Le dieron antibióticos y quedó internada. El sábado a la tarde se descompuso y fue llevada a la terapia intensiva, pero a la noche murió.

Aún no se sabe cómo fue el aborto porque a la mujer, madre de varios hijos, no se le encontró perejil en el útero. Tampoco lo tenía perforado ni ulcerado, pero sí introdujo algo en su cuerpo que la infectó y le terminó provocando la muerte.

El director del hospital, Esteban Sieling, confirmó la muerte por una radio local. Clarín pudo hablar con fuentes de Salud, que confirmaron la historia y la muerte. No se pueden dar muchos más datos. Trascendió también que la hermana habría contado que días atrás su hermana había “expulsado” algo y que desde entonces estaba mal. Y llena de miedo. Terminó muerta, otra mujer más en una semana y en la provincia de Buenos Aires, que aún no adhirió al protocolo nacional de Interrupción Legal del Embarazo.

FUENTE: Clarín