Policiales

Lo denunció por violencia de género y ahora volvió con él

Desobedeció la restricción judicial. Ella tiene 22, el 17 y son padres de un niño.

Una joven de 22 años pasó de denunciar ser víctima de violencia de su pareja a quedar acusada de desobediencia judicial luego de que incumpliera la orden de mantenerse lejos de su supuesto agresor y lo hiciera entrar a su casa.

El 14 de febrero la Justicia ordenó a la Policía que estableciera una consigna por violencia familiar en un domicilio ubicado en la calle Ameghino al 1200 de la ciudad capital. Desde entonces, personal de la comisaría primera permanecía día y noche frente a la vivienda.

El último domingo, en un momento en el que los policías se descuidaron, la joven hizo pasar a su pareja, a quien había acusado de violento. Se trata de un adolescente de 17 años. Ambos tienen un pequeño hijo.

Cuando los policías advierten la situación dieron aviso a un oficial a cargo, quien tocó la puerta de la casa de la joven y se entrevistó con ella.

En los primeros minutos la muchacha intentó negar que su pareja estaba adentro de la casa, pero ante la insistencia admitió que había ingresado a la casa, “porque hemos vuelto”, le dijo al uniformado.

El oficial le advirtió que con su actitud incumplía la orden del juez de Familia que había ordenado el alejamiento del muchacho y que, para protegerla, le había puesto una custodia.

Acusada

El lunes, sabiendo que el muchacho aún continuaba en la vivienda de la calle Ameghino, desde la Policía se dio aviso al magistrado, quien ordenó que continuara la consigna policial y se haga la consulta a la Fiscalía Penal que interviene en la zona.

El resultado de las ideas y vueltas fue que la joven fue notificada de que ahora sobre ella pesa una causa por desobediencia judicial.

Una fuente que conoce el caso de cerca explicó que el joven de 17 años había sido denunciado por su pareja por violencia en dos oportunidades. “Ella adujo, cuando declaró en sede policial, que él es violento y adicto; ahora lo hizo ingresar a casa y con eso se vuelve a exponer a ser víctima otra vez”, aseguró.

Fuente: El Tribuno