País

¿Hay que hacer lo mismo? Jujuy: Proponen instalar alarmas y cámaras en las escuelas

La iniciativa apunta a dotar de un servicio de seguridad a todos los establecimientos de la provincia de Jujuy. Los últimos años se registraron diversos robos, destrozos e incendios intencionales en colegios jujeños.

Proyectan colocar sistema de alarmas y cámaras para garantizar la seguridad en todas las escuelas de la provincia de Jujuy. El proyecto de ley propone instalar un sistema centralizado de alarmas que permitan proteger a los establecimientos educativos ya que frecuentemente sufren robos y destrucción de material.

PEDRO BELIZÁN, DIPUTADO

“Es un proyecto que va con la realidad de la inseguridad que estamos viviendo en las escuelas, no sólo cuando está el estudiantado presente sino cuando no está. Es una inversión necesaria para los establecimientos en sí que creemos que se justificaría por todos los tipos de robos que ha habido en los distintos colegios en estos últimos tiempos”, precisó al respecto el diputado del Bloque Justicialista, Pedro Belizán respecto del proyecto ideado por el legislador Rubén Rivarola. El proyecto ingresó ayer a la Legislatura de Jujuy y se espera que sea tratado por su importancia para el sistema educativo provincial que cuenta con 660 escuelas.

RUBÉN RIVAROLA, DIPUTADO PROVINCIAL Y PRESIDENTE DEL PJ JUJEÑO.

Por su parte, Rivarola señaló que es “necesario garantizar la seguridad de los alumnos, docentes y personas que trabajan en las escuelas, así como el buen cuidado de las instalaciones que muchas de ellas sufrieron hechos de vandalismo”. “Un sistema más amplio de controles seguramente redundará en una menor tasa de delincuencia”, agregó el presidente del PJ jujeño.

Belizan recordó que el último robo, como el acaecido en el Polivalente de Artes de San Pedro, donde hubo robos y destrozos, se suma a numerosos hechos de vandalismo, que estimó comenzaran aparecer con la desaparición de la figura de los serenos, que fueron dejados de lado y expuestos a todo tipo de ilícitos.

Según explicó, en los últimos años, en el 30% de los establecimientos hubo hechos de distintas características, robos o violencia de algún tipo, asumiendo que se deben a que no hay ningún tipo de control al menos por un extenso periodo. Entiende que por ello, cuando llegan las autoridades escolares luego de un receso deben afrontar no sólo los arreglos devenidos del deterioro del establecimiento, sino también de robos y el director debe responsabilizarse y no tiene nada que lo ampare o acompañe para brindar seguridad.

“Por eso es un proyecto que no sólo le va a servir a la comunidad, sino a la sociedad para que sepa que hay algún tipo de resguardo en el colegio. Si tenemos una cámara en el colegio sabemos cuando sale, si ingresó ósea se puede llegar a tener un control y brindarle otra tranquilidad no sólo al educador sino al padre de familia que envía a su hijo al colegio”, dijo Belizán.

El proyecto plantea por ello un “Sistema centralizado de alarmas para escuelas” a través de sistemas de seguridad electrónica con la idea de mejorar la actividad educativa. Es que el anhelo es usar la tecnología como herramienta para resguardar los colegios cuando están habitados y cuando no, buscando que haya un centro de monitoreo, o iniciar la propuesta colocando alarmas. En el mismo proyecto además, se propone recrear la figura que hace varias décadas del “policía escolar” que se sugiere sean “ayudantes escolares en seguridad vial”, de modo de contar con un apoyo para evitar accidentes ante la cercanía de algunos establecimientos escolares a rutas y accesos transitados en horarios pico. Con esta idea se tiende no sólo a la protección de la comunidad sino también a crear conciencia en la población.

Fuente: El Tribuno