Redes

La joven que metió al perro en el lavarropas, pidió disculpas y dijo que recibió amenazas

Las redes sociales pueden convertirse en un arma de doble filo sino se utilizan como corresponde. Y esto lo sabe muy bien Tamara Rotman, una joven de Entre Ríos que compartió en su cuenta de Instagram una polémica secuencia que despertó las furiosas críticas de gran parte de sus seguidores y que, además, derivó en amenazas de muerte.

Todo ocurrió cuando Tamara publicó en su perfil de la red social un video en el que se veía a su perro en el lavarropas. En las imágenes se observaba como su pequeño West Highland Terrier de nombre Cuco, muy asustado, intentaba salir del aparato por sus propios medios.

El video estuvo acompañado por la frase: “¿Va a tener traumas de grande?”, lo que provocó la furia de los internautas. Y es que pese a que Tamara borró su publicación cuando comenzó a recibir insultos, el video se hizo viral, por lo que la joven tuvo que salir a aclarar la situación.

 

Estamos en una sociedad donde nada se mide, ni lo que decimos, ni lo que hacemos, ni como actuamos. Si seguimos así vamos a terminar destruyendo todo. Pensé que inhabilitando instagram o bloqueando gente iba a ser mejor, pero dado que no me paran de llegar amenazas agresivas deseando tanto muerte como violación, lo mejor es hablar y aclarar la situación. Tengo un perrito que se llama Cuco, lo amo con mi vida y la gente que me conoce lo sabe muy bien. Doy la vida y mucho más por él. Ayer subí una historia suya en el lava ropas que MUCHAS personas malinterpretaron; está bien, no me conocen, puede pasar. Entiendo que quizás algunos les pareció un video fuerte pero esas no eran las intenciones. Ni yo ni Cuco sentimos esa agresión de la que tanto se habla. El perro no estuvo mas de 10 segundos ahi adentro, aclarando que el lava ropas estaba APAGADO. Además, en el video que subí se veía cómo salía a los dos segundos, pero la chica que lo hizo público decidió cortarlo para dejarme peor parada. Fue una picardía que no pensé que iba a tener estas consecuencias. De todos modos, quiero disculparme con la gente que pensó que fue demasiado. La persona que quiera denunciar está en su derecho, sé que tengo todo a mi favor como para que esto no tenga consecuencias legales. Todo mi entorno es testigo del amor que tengo por este animal, al que trato como un hijo. Y para los que me amenazan: habla mas de ustedes que de mi.

A post shared by @ tamarotman1 on

En un extenso comunicado, donde contó que muchísimas personas le desearon la muerte y hasta que sea violada en la calle, la dueña de Cuco aclaró que “ama con su vida” al can y advirtió que solo se trató de una inocente broma que salió mal. “Tengo un perrito que se llama Cuco, lo amo con mi vida y la gente que me conoce lo sabe muy bien”, explicó.

Y continuó: “Doy la vida y mucho más por él. Ayer subí una historia suya en el lavarropas que muchas personas malinterpretaron; está bien, no me conocen, puede pasar. Entiendo que quizás algunos les pareció un video fuerte pero esas no eran las intenciones. Ni yo ni Cuco sentimos esa agresión de la que tanto se habla. El perro no estuvo más de 10 segundos ahí adentro…”.

En su descargo, Tamara explicó que el lavarropas estaba “apagado” y señaló que en el video se veía cómo salía los pocos segundos. “Fue una picardía que no pensé que iba a tener estas consecuencias. De todos modos, quiero disculparme con la gente que pensó que fue demasiado. La persona que quiera denunciar está en su derecho, sé que tengo todo a mi favor…”, remarcó.

Por último, la joven señaló que pensó en cerrar su cuenta de Instagram debido a los insultos, pero decidió hacer su descargo dado a que le siguen llegando amenazas anónimas por distintos medios de comunicación. “No me paran de llegar amenazas agresivas deseando tanto muerte como violación, lo mejor es hablar y aclarar la situación”, cerró.

 

 

Fuente: El Tribuno

Etiquetas