Tecnología

Alertan sobre una novedosa modalidad de estafa a los que venden por internet

Macarena, en Banfield, puso a la venta un teléfono celular a través de una página de comercialización online a 25.000 pesos. Al poco tiempo obtuvo la respuesta de un comprador interesado y no pasó mucho hasta que llegó a un acuerdo en cuanto a precio y forma de pago. Todo, hasta ese momento, marchaba sobre ruedas, pero la mujer jamás imaginó que iba a estar a punto de ser víctima de una novedosa modalidad de estafa que viene ocurriendo en las últimas semanas y que como característica principal se destaca que involucra a distintas plataformas de Internet durante todo el proceso. Es decir, el delincuente no se movió del frente de una pantalla en ningún momento.

Tras acordar todos los términos de la operación, el supuesto comprador le dijo que le depositó un cheque y que lo controlara a través del home banking. De hecho, le explicó paso por paso cómo tenía que hacer para corroborar el pago. Macarena revisó su cuenta por Internet y vio que la transacción efectivamente se había realizado, aunque la entidad bancaria le advertía que el dinero todavía no estaba acreditado, tal como ocurre cuando se opera con un cheque. Algo que generó confianza en la vendedora es que el estafador se mostró atento en todo momento a que el dinero esté depositado. Pero era todo parte de la actuación. 

En los chats se mostraba interesado en que el supuesto pago estuviera depositado

En los chats se mostraba interesado en que el supuesto pago estuviera depositado

Como la mujer estaba de viaje, le pidió a su hermano que le diera una mano para terminar de vender el teléfono. Después de chequear el home banking, le dijo que iban a pasar a buscar el teléfono por casa y que lo único que tenía que hacer era dárselo.

Al poco tiempo llegó un chofer de un auto que se identificó como de la empresa Uber y le dijo que venía a buscar el celular por parte del comprador. Pero al hermano de Macarena le pareció que no estaba bien que el comprador no diera la cara y menos si el dinero aún no estaba acreditado.

Acá comprobó que el cheque no tenía fondos. Los impuestos por la operación con el cheque, igual se los descontaron.

Acá comprobó que el cheque no tenía fondos. Los impuestos por la operación con el cheque, igual se los descontaron.

Por eso, decidió no darle el producto y dar por terminado el negocio. Efectivamente, con el correr de las horas comprobaron que se trató de un cheque sin fondos y que por sólo segundos estuvo a punto de ser víctima de una estafa.

El hombre inmediatamente se comunicó con el supuesto número del comprador para recriminarle lo que había pasado. Le escribió mensajes por Whastapp para increparlo y reclamar su dinero. Sin embargo, las respuestas fueron increíbles y hasta se burló de la víctima. “Seguí cambiando la foto que ya casi te tengo”, le escribió el hermano de Macarena.

Las burlas del delicuente

Las burlas del delicuente

El delincuente redobló la apuesta y le dijo que ese número correspondía a un chip que había comprado en la calle y que nunca lo iba a poder atrapar. “El que fue es un Uber y a mi casa no venía”, dijo el ladrón. Incluso le aseguró que ni siquiera había sido él quien hizo el depósito del cheque sin fondos.

Otros casos

No había nada qué hacer, no había forma de atrapar al ladrón. Si bien el engaño no fue consumado y Macarena no perdió el teléfono, sí contó lo que le pasó a Infobae para alertar a otras personas.

Al rastrear el número telefónico con el cual mantuvo contacto durante la venta del celular, descubrió que no había sido la única víctima. A través un página en la que se reportan los números desconocidos que son sospechados de algún tipo de estafa, amenaza o seguimiento indebido, pudo ver datos de otras personas que sufrieron la misma estafa y con el mismo teléfono.

De acuerdo con el sitio, el 1123006721 ya fue utilizado en ese modo de engaño. Son usuarios que contaron su experiencia en el chat de la página y descubrieron que los robaron de igual manera.

La página para denunciar números sospechosos

La página para denunciar números sospechosos

“No puedo creerlo! Me acaba de hacer esto mismo! me quiero morir! Me envió los comprobantes y recién se me acredita el dinero y no es el monto. Mandó un Uber cerca de mi casa. Cómo hacemos??”, escribió Rodrigo, una de las víctimas. Otro contó que con el comprobante de depósito que le envió, confió en él y perdió una Play Station 4.

“Supuestamente me dijo que se llama Facundo, me bloqueó pero le hablo de otro numero y contesta los wsp, llamadas no recibe, dice que esta temporalmente inhabilitado para recibir llamadas”, relató. “Yo la verdad es que no lo denuncie porque se me borro hasta el nombre y la foto. Te quedo algo como el face o foto?”, dijo Tatiana, otra usuaria a la que le robó un Iphone y pide colaboración para dar con el delincuente.

El método de la estafa

Uno de los puntos importantes para entender la modalidad es la hora en la que se hace el supuesto depósito del cheque. El estafador usualmente lo hace pocos minutos antes del cierre del horario bancario, así sólo se puede ver que hay una operación pendiente y el cheque no tiene tiempo de ser rechazado por falta de fondos.

Hay que tener en cuenta que los cheques tardan en depositarse y si es a última hora, es seguro que el dinero va estar registrado al día siguiente. Por eso no hay que entregar lo que se vende hasta no tener el dinero. Como la víctima ve que hay una operación pendiente, asume que es cuestión de horas para que el dinero se acredite y entrega el producto sin sospechar.

Otro punto es que en ningún momento muestra la cara, ni siquiera cuando retira lo que compró. De hecho se vale de la plataforma Uber para retirarlo y no dejarse ver.

Y por último, el número que usa el delincuente. Se trata de uno que es usado para un sinfín de engaños o estafas. Al no pertenecer a una persona en particular, es muy difícil de rastrear y por ende, las chances de localizar al estafador se reducen considerablemente.

 

 

Fuente: Infobae

Etiquetas