País

El estado de la madre y el hijo que se prendieron fuego para evitar un desalojo es desesperante

La mujer y su hijo de 19 años que se prendieron fuego cuando eran desalojados de su vivienda están en estado gravísimo, con escasas posibilidades de salvar su vida, según el último parte médico. Ambos se encuentran internados en el hospital San Juan Bautista, de Catamarca.

La doctora Maria Noe Graneros, médica terapista, señaló que ambos pacientes están en estado crítico, con compromiso de la vía aérea y pronóstico reservado. Tienen casi la mitad de la superficie corporal quemada.

El hecho ocurrió ayer a la mañana, cuando efectivos de la comisaría Sexta en compañía de un oficial de Justicia del Juzgado Civil Nº 4, se hicieron presente en una vivienda ubicada en la esquina del pasaje Tinogasta y calle Río Salado, para cumplimentar una orden de desalojo. Mientras se materializaba la medida, una mujer de 38 y un joven de 19 años, ambos de apellido Arreguez, se rociaron con alcohol etílico y se prendieron fuego con un encendedor para evitar ser desalojados del lugar.

Denuncia contra la policía

Familiares de las dos personas denunciaron que la policía, lejos de ayudar a apagar el fuego, se reían de la situación, y que en vez de llamar al SAME, pedían más patrulleros. “Nos pegaban a todos y no nos dejaban pasar a donde se estaba prendiendo fuego mi tía”, dijo un sobrino.

 

Fuente: El Ancasti