Política

Día clave para intentar destrabar el paro en universidades que inicia su cuarta semana

Este lunes se llevará a cabo en Buenos Aires una nueva reunión paritaria para tratar de destrabar el paro universitario, que mañana ingresará en su cuarta semana consecutiva.

El encuentro entre autoridades del Ministerio de Educación de la Nación y referentes de los gremios docentes universitarios se realizará con el aumento salarial y presupuestario al tope de los reclamos.

La protesta tiene alto acatamiento en las facultades y escuelas experimentales que dependen de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). Tras el receso invernal, la mayoría de las 57 universidades nacionales y las 87 escuelas que dependen de ellas comenzaron un paro que postergó el inicio del segundo cuatrimestre y que ya cumplió tres semanas.

Desde el Gobierno cuestionan que hay “una campaña montada” para instalar que las universidades corren peligro y tildan al reclamo de “político”.

Además de la huelga, durante estas tres semanas hubo abrazos simbólicos a las distintas facultades, clases públicas, actos y manifestaciones. Pero eso no es todo: el próximo jueves a la tarde habrá una marcha nacional desde el Congreso al Ministerio de Educación, que esperan que sea masiva. En Tucumán se replicará la movilización, además de que un día antes se realizará una marcha de antorchas desde el Rectorado de la UNT hasta la plaza Independencia.

La oferta

La paritaria docente, que afecta a 180.000 trabajadores, venció en marzo. Desde esa fecha a esta parte, la oferta del Gobierno fue casi siempre la misma: 15% de aumento en cuotas. En el último encuentro, que se produjo hace dos semanas, la propuesta fue de un incremento del 10,8% en el período de marzo hasta agosto y volver a negociar en octubre. Esto fue rechazado por todos los gremios que están en la mesa de discusión: Conadu, Conadu Histórica, UDA, Fedun, Ctera, UDA y Fagdut.

La discusión seguirá mañana lunes, cuando los representantes gremiales se vuelvan a sentar con los funcionarios nacionales. La posibilidad de un acuerdo parece lejana porque los docentes reclaman un incremento del 30% más una cláusula gatillo de ajuste automático por la inflación.

“Nos han ofrecido la burla de 10,8% de aumento a agosto. Estamos frente a una situación en la que el Gobierno está ensañado en rebajarle el salario a los trabajadores”, expresó el presidente la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), Julián Asiner, en diálogo con A24.com. Aunque desde el Gobierno nacional niegan la pérdida de poder adquisitivo y aseguran que el porcentaje ofrecido iguala a la inflación del tramo en discusión, los datos del Indec muestran que la inflación acumulada de marzo a julio es del 14,7%, casi cuatro puntos por debajo de la oferta salarial.

En este punto existen distintos reclamos: el de las partidas asignadas, el del retraso en la trasferencia de pagos para los gastos corrientes y el de infraestructura. En cuanto al presupuesto, desde el Ministerio de Educación aseguran que desde diciembre de 2015 a esta parte se duplicaron las partidas. Precisan que pasaron de $ 51.000 millones a $ 103.000 millones. Esto marca un incremento del 104% frente a una inflación que estiman en 95%.

Desde los gremios, aseguran que la pérdida presupuestaria desde que Cambiemos llegó al poder fue de casi el 30% y además advierten sobre la fuerte incidencia que tuvo la última devaluación en las partidas de este año. Pero eso no es todo: las universidades están en alerta porque el 14 de septiembre el Gobierno enviará al Congreso el proyecto de Presupuesto 2019 y temen ser parte del esquema de recortes para alcanzar la meta de déficit fiscal acordada con el Fondo Monetario Internacional.

Otro de los reclamos es que la Nación tuvo distintos retrasos en la trasferencia del 12% del presupuesto destinado para gastos corrientes. Desde las casas de estudio aseguran que esto pone en riesgo el funcionamiento de las facultades.

Fuente La Gaceta

Nuestro Face