Policiales

Vecinos instalan sirenas en Tafí Viejo para evitar más robos

Desde febrero un grupo de residentes se organizaron en una comisión vecinal. Desde ese espacio empezaron a coordinar actividades para prevenir los robos.

“La inseguridad es nuestra realidad. Se dan robos a toda hora. Consultamos a tres empresas de seguridad privada para que se hicieran cargo de la vigilancia. Nos respondieron que esta es una zona roja y que no pueden ingresar”, explicó Pablo de la Fuente, uno de los referentes barriales.

Entonces buscaron otras alternativas. Primero se organizaron para recorrer las calles en diferentes horarios. Después crearon un grupo de WhatsApp para comunicarse en caso de observar algún movimiento sospechoso. Finalmente, colocaron sirenas en diferentes sectores. “Las alarmas nos alertan a los vecinos y también emiten una señal a la Policía”, agregó de la Fuente.

En este momento los vecinos cuentan con siete sirenas y 60 controles remotos. Están instaladas en tres manzanas y la idea es sumar dos cuadras más, comentaron los miembros de la comisión vecinal. “La mayoría del equipamiento y el costo de la instalación salió del bolsillo de los vecinos. El legislador Javier Pucharras aportó cinco equipos”, señalaron.

“Otros vecinos ya se fueron del barrio por los robos, porque estaban cansados. Es una pena, antes esta era una zona tranquila. Ahora es importante que estemos unidos. Los chicos no quieren ir a la escuela, porque muchos de los mismos asaltantes son sus compañeros”, comentó Marcela, cuyos hijos también asisten a la escuela Salas y Valdez.

Silvia, otra mamá, agregó: “Ellos amenazan a nuestros hijos. Muchos vecinos no quieren aparecer porque tienen miedo a sufrir represalias. Delinquen con total impunidad. Lo que quisiéramos es que se vayan del barrio”.

“Hasta tienen su propia modalidad para engañar a los policías. Después de robar se cambian la ropa entre ellos. Roban en la calle y también entran a las casa”, indicó Julio Ramón.

Fuente La Gaceta