Policiales

Caso Lebbos: Exponen en qué líneas de investigación trabajó la Policía

El ex ministro de Seguridad Ciudadana Mario López Herrera sostuvo ayer que las dos líneas de investigación que la Policía había sostenido en 2006 sobre el crimen de Paulina Lebbos eran la participación del remisero Juan Pedro Cruzado y la vinculación con la “banda Acevedo-González”, integrantes de la barrabrava de Atlético.

El ex funcionario afirmó que esas hipótesis habían tenido “un piso de credibilidad”, a partir de la información que los pesquisas habían reunido.

Durante el juicio oral por el crimen de la joven, el ex titular de la cartera de Seguridad dijo ante el Tribunal del que el entonces jefe de la Policía, Hugo Sánchez, había elevado esas dos líneas de investigación al entonces gobernador José Alperovich.

“Al gobernador no se le daba detalles. En este caso era lo que estaba pasando”, comentó. En la causa judicial fueron incluidas seis líneas en total, que expresaron las sospechas sobre la “ex pareja de Paulina, César Soto, y su amigo”.

Polémica frase

Tras el hallazgo del cuerpo de la estudiante, en marzo de 2006, Alperovich había expresado públicamente que se estaba “muy cerca de encontrar al verdadero asesino”. “Acá hay una banda a la que se la está investigando, las cosas y los elementos que hay”, había manifestado, entre otras cosas.

López Herrera remarcó que las dos líneas de investigación no se habían seguido de manera simultánea. “Una salió primero y la otra, después. Eran dos situaciones diferentes”, aclaró.

Ante esa respuesta, el presidente de la Sala III, Carlos Caramuti, preguntó al ex ministro de Seguridad si las dos suposiciones respecto del homicidio tenían la misma fuente. “Cruzado fue una persona que reconoció haber llevado a la víctima”, afirmó.

“Cuando se presenta el tema de Cruzado; el remisero manifiesta que posiblemente haya hecho ese viaje (llevando a Paulina). Pero no coincidía lo que decía Cruzado con la descripción de Virginia Mercado. Es lo que me acuerdo”, expresó.

“Respecto del tema Acevedo González, se comienza a tomar conocimiento de nombres de gente de este grupo. Se inicia una investigación a partir de varias fuentes (por los investigadores)”, añadió.

López Herrera rememoró que el ex gobernador había manifestado que querían involucrar a los hijos por una “cuestión política, que le harían un daño político”. “No se refirió al padre de la víctima (Alberto Lebbos), sino en general, a sectores opositores”, enfatizó.

“Fueron dos maniobras que se gestaron en el más alto nivel del clan Alperovich-Rojkés, con Sánchez y (Nicolás) Barrera. El objetivo había sido involucrar a Cruzado y los Acevedo-González. Quedó demostrado que eran pistas falsas para distraer la investigación”, declaró Lebbos.

Fuente La Gaceta