País

Otra low cost llegó al país y se reactivó la guerra de ofertas

Desde ayer un nuevo jugador se sumó al mercado aéreo argentino. Se trata de JetSmart, una compañía de capitales estadounidenses basada en Chile que se autodefine como “ultra low cost”, un modelo donde sólo se paga por aquello que se consume.

Bajo ese concepto se comprometió a ofrecer precios entre 30% y 40% más baratos que las aerolíneas tradicionales.

JetSmart comenzó ayer mismo a vender pasajes a través de su página en internet, con precios que arrancan en $3.600 para volar entre Mendoza y Santiago de Chile. Para viajar de Buenos Aires (El Palomar) a la capital chilena el pasaje cuesta $4.000. Estos ejemplos son para viajes de ida y vuelta e incluyen impuestos y tasas.

Su desembarco en el país coincidió también con la venta de pasajes por parte de Norwegian, la low cost noruega que hará su debut en el mercado de cabotaje argentino. Las primeras rutas que abrirá a partir del 16 de octubre serán vuelos desde Buenos Aires hacia Córdoba y Mendoza. Hasta ahora, sólo opera en el mercado internacional con un vuelo entre Buenos Aires y Londres.

Así, el inicio de la venta de pasajes por parte de dos nuevas low cost movilizó a las dos principales aerolíneas tradicionales a salir con una agresiva oferta de pasajes de bajo costo. Tanto Aerolíneas Argentinas como Latam Argentina fijaron un plazo de tres días para acceder a pasajes por todo el país con precios promedio de $499. Así, buscaron anticiparse a la nueva competencia apuntando a captar durante el primer día de la oferta (el lunes 3) al público que aún dispone de fondos para viajar pese a la crisis económica. Los usuarios que podían comprar lo hicieron el lunes con la promoción de Aerolíneas y Latam, quitándole así chances a las ofertas de Norwegian y JetSmart.

Desde JetSmart no se dejan intimidar por esta competencia, a la que se suma también Flybondi, la primera low cost argentina. La compañía ultra bajo costo es propiedad del fondo de inversión Indigo Partners, basado en Estados Unidos.

“Nuestro objetivo es ofrecer las tarifas más bajas del mercado, sin resignar calidad. Lo que nos permite ofrecer precios bajos es la inversión en nuestra flota (Airbus A320), que es la más moderna y eficiente de toda América Latina y Estados Unidos. Además, invertimos en tecnología, para estimular a los clientes a comprar pasajes desde su teléfono celular, dándoles la posibilidad de decidir qué servicio quieren y pagar sólo por lo que utilizan”, explicó Estuardo Ortiz, CEO de JetSmart durante la presentación.

William Franke, socio director del fondo Indigo, destacó que “somos los inventores del modelo ultra low cost y tuvimos éxito en Europa, Estados Unidos y Asia. Ahora queremos extendernos en América del Sur. Para esto vamos a contar con 75 nuevos aviones en 2021, que son parte del pedido más grande de la historia que hicimos a Airbus hace pocos meses por un total de 130 aviones de última generación”.

“Nuestra llegada va a generar problemas a nuestros competidores. Pero no buscamos robar pasajeros a otras compañías, sino sumar a quienes nunca antes han usado el avión como transporte. Indigo tiene recursos y queremos utilizarlos para potenciar nuestra propuesta”, explicó Franke. Destacó así las espaldas que tiene el grupo para sostener una primera etapa de pérdidas que suele acompañar el lanzamiento de nuevas aerolíneas.

Por otro lado, Ortiz informó que ya comenzaron los trámites para registrar JetSmart Argentina. Según sus planes, la autorización del Gobierno argentino estará aprobada a principios de 2019 y la compañía estará en condiciones de empezar a operar en cabotaje a partir de mediados del año próximo.

Dijo que los planes de la empresa no se ven afectados por la crisis económica que atraviesa el país en este momento: “Nuestros planes no son de corto plazo, sino de largo plazo. Sabemos que llevará varios años consolidar nuestra propuesta”.

Fuente Ámbito