Sociedad

La crisis en hospitales: aumentan enfermedades por mala alimentación

Luis Medina Ruíz director del hospital Avellaneda detalló cómo la crisis económica impactó en los pacientes, augurando que los efectos se profundizarán en los próximos meses. El principal indicador es el aumento de consultas por mala alimentación esto es porque, sin poder comprar carne, se consumen más alimentos altos en glucosa.

En la planta baja del Hospital Avellaneda se destaca la fila de mujeres que, cargando a sus hijos, esperan frente a la ventanilla de Admisión Materno Infantil. Como luego explicará Adriana Arce, la enfermera a cargo del Hogar de Madres que el centro asistencial tiene en el cuarto piso, muchas de esas mujeres internan a sus bebés y deben alojarse en el hospital porque sus niños aún dependen de la leche materna.

Según Arce, en los últimos meses hubo un incremento en la cantidad de madres que necesitan quedarse en el Hogar, donde reciben cuatro comidas al día. “Hay mamás que tienen que tomar cuatro colectivos (para ir al Hospital y volver a su casa). Venir a los dos horarios de visita son ocho colectivos, es muchísima plata”, calculó. Muchas de estas mujeres vuelven a sus casas al menos una vez al día para cuidar de sus otros hijos. “Tienen que hacer maravillas para que les alcance el sueldo. Muchas son mamás solteras y tienen que darles de comer, mandarlos a la escuela; y no, no les alcanza”, contó Arce.

El director del Avellaneda, Luis Medina Ruiz, coincide en que la crisis económica impactó en los pacientes y en los motivos de las consultas. “Sí, lo que vimos son pacientes que tienen obra social pero no pueden pagar el coseguro o no pueden comprar el medicamento y acuden a nosotros”, explicó. Según el médico, hay cada vez más personas que, aun contando con la asistencia de una obra social, deben recurrir a la salud pública para recibir atención gratuita.

También percibió un incremento en los problemas alimenticios. “Por ahí vienen con enfermedades que son por mala alimentación. Hemos notado que hay un aumento; no está medido todavía porque creo que esta crisis aguda de estas semanas la vamos a notar en los meses que viene”, relató. “Creo que la crisis más seria es cuando tiene que disminuir el tema del alimento. Se disminuye la carne y aumenta el arroz y el fideo; eso repercute en los valores de glucosa, colesterol y demás”, explicó.

Fuente La Gaceta