Política

Presupuesto: La Nación y las provincias se encaminan a alcanzar un acuerdo

Frigerio encabezó la reunión con los ministros de las provincias y funcionarios nacionales para alcanzar un acuerdo para el Presupuesto.

El Gobierno y las provincias se encaminan a alcanzar un acuerdo para el Presupuesto del año próximo, que podría materializarse recién la semana que viene. Equipos técnicos de Nación y los ministros de todos los distritos del país convinieron en la reapertura del consenso fiscal con el objetivo de aplicar modificaciones de alícuotas sellos y bienes personales.

Tras una nueva ronda de negociaciones en la Casa Rosada, fuentes oficiales no revelaron los porcentajes de los cambios aunque confirmaron que “habrá novedades al respecto”. En ese contexto, el Gobierno ya les anticipó a los ministros provinciales que no habrá modificaciones en el impuesto a los Ingresos Brutos.

Vale recordar que en la reunión anterior llevada adelante esta misma semana, las provincias opositoras habían llevado a la Casa Rosada un menú de opciones para amortiguar el ajuste que el Ejecutivo planea aplicar en las cuentas fiscales para el año próximo. Las provincias que no responden a Cambiemos le plantearon al Gobierno la necesidad de ampliar la base tributaria, teniendo en cuenta que el año que viene los distritos deberán asumir unos $ 100.000 millones que serán recortados mayormente en subsidios a las tarifas de servicios públicos y el transporte.

Entre otras propuestas, los ministros opositores sugirieron llevar al 1% el impuesto a los Bienes Personales, mantener en 33% a cuenta de Ganancias el impuesto al cheque para las grandes empresas y postergar la reducción del impuesto a la intermediación financiera para que se mantenga en 6% y que en 2019 no se rebaje al 5%, tal como pretende el Ejecutivo.

Las conversaciones de este jueves fueron encabezadas nuevamente por el ministro del Interior Rogelio Frigerio, quien por primera vez sumó a la mesa de negociaciones al secretario de Energía, Javier Iguacel; al subsecretario de Política Tributaria, Juan Mariscal y a la secretaria de Obras del ministerio de Transporte, Manuela López Menéndez.

Completaron el tablero de funcionarios el secretario de Provincias y Municipios, Alejandro Caldarelli; el subsecretario de Relaciones con Provincias, Paulino Caballero y el secretario de Ingresos Públicos, Andrés Edelstein. También dieron el presente el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Luciano Laspina; y el diputado Nicolás Massot, quienes ya habían estado en el cónclave realizado 72 horas atrás con los distritos opositores.

Al finalizar el encuentro, en el que sólo se ausentaron con aviso previo los representantes de Jujuy, La Rioja y San Luis, el propio Frigerio se mostró confiado en conseguir un amplio apoyo de los gobernadores al proyecto del Presupuesto y estimó que en la reunión que mantendrán el próximo martes se “estaría cerrando” el borrador “para enviarlo el viernes” al Congreso.

En diálogo con periodistas acreditados en la Casa Rosada, funcionario nacional señaló que “quedaron algunas dudas respecto a algunos números” pero que “las vamos a evacuar de manera bilateral hablando con ellos en los próximos días”.

Por lo pronto, los equipos técnicos de Nación preparan un documento que será presentado a las provincias entre el viernes y el lunes para que sea evaluado por los gobernadores. El derrotero del Presupuesto continuará la semana que viene con un raid de cónclaves de neto corte político. El martes por la mañana Frigerio se reunirá en la Casa de Entre Ríos con los gobernadores peronistas en donde se estima que se pulirán detalles finales del acuerdo.

En la tarde de ese mismo día está pautado un encuentro en la Casa Rosada entre Mauricio Macri y todos los gobernadores donde se prevé que el Presidente oficializará el pacto para alcanzar el déficit cero el año próximo. Si todo sigue por los carriles estimados, el viernes de la semana que viene llegará al Congreso el texto del proyecto de ley del Presupuesto.

En momentos en que el Gobierno intenta sellar un nuevo acuerdo con el FMI en el que se comprometerá a aplicar un ajuste en las cuentas fiscales, la foto de Macri con los gobernadores propios y los opositores se convirtió para la Casa Rosada en la imagen política más esperada de las últimas semanas.

 

Fuente: Ámbito Financiero