País

Por los aumentos, conductores resignan calidad de combustibles para ganar en precio

Se impone la preferencia por las versiones más económicas de las naftas y el gasoil.

Por los sucesivos aumentos en los surtidores, se confirmó el cambio de tendencia en el consumo de los combustibles: los conductores resignan calidad para ganar en precio.

Un informe de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA) reveló que en julio pasado la venta total de combustibles líquidos en las estaciones de servicio aumentó 4,46% frente al mes anterior y se estancó respecto del mismo mes del año pasado.

En julio de 2017 se vendieron 1.375.537 de metros cúbicos y en ese mes de 2018 totalizaron 1.382.531 M3, apenas 0,51% más. “Un leve repunte”, sintetizaron los propietarios de EESS. En mayo los despachos habían caído 0,8%, lo que evidencia dos meses consecutivos de una virtual paralización en el crecimiento anual.

Porcentaje de ventas totales en metros cúbicos de combustibles (naftas + gasoil):

-Junio: 0,05%
-Mayo: -0,81%
-Abril: 3,6%
-Marzo: 5,7%
-Febrero: 4,72%
-Enero: 3,4%

Al analizar la segmentación de los productos, se impone la preferencia por las versiones más económicas de las naftas y el gasoil.

En el séptimo mes la demanda de Súper creció 6,93% frente a junio y 6,60% en la comparación interanual. En esos mismos períodos, la nafta Premium subió 2,74% de junio a julio, pero se desplomó 6,57% en un año. “Es un cambio de comportamiento en parte de los consumidores que migran, resignando calidad por mejor precio”, afirmaron desde CECHA.

En tan solo 30 días el consumo de Súper trepó de 491.178 M3 a 525.198 M3, unos 34.000 M3 más. “Los datos consolidan la tendencia a la recuperación de la nafta Súper en relación a la Premium, o migración, registrada desde mayo ì18, que se explica principalmente por la diferencia de precios entre ambas que se mantiene en torno al 20,5% en un contexto de sucesivos aumentos”, analizaron.

En el caso del gasoil, el Grado 2 -de menor calidad- tuvo una suba del 3,94% frente a junio, mientras que el Grado 3 registró un “ligero” incremento de 1,56%. “Permite estimar que parte de la demanda también retorna al Grado 2 por incidencia de los precios”, sostuvieron desde la entidad que preside el correntino Carlos Gold.

El análisis interanual del Gasoil marcó una singularidad: hubo una fuerte caída en las ventas del Grado 2 y un alza del Diesel Oil, pero por un abrupto descenso de la actividad económica general.

En los últimos días, las petroleras YPF, Axion y Shell ajustaron nuevamente sus precios, por diversos motivos. Por ejemplo, desde enero a septiembre la versión Premium de YPF se incrementó 46% ($ 12,55); la Súper 41% ($ 9,66); el Gasoil Premium 43% ($ 10,43) y el económico 39% ($ 8,1).

 

Fuente: Ámbito Financiero