Política

Solo ocho jueces nacionales pagan el impuesto a las Ganancias

En épocas de ajuste, el Gobierno decidió de nuevo poner la mira en el Poder Judicial.

En épocas de ajuste, el Gobierno decidió de nuevo poner la mira en el Poder Judicial para reflotar una vieja discusión que viene recargada: al polémico privilegio de los jueces, fiscales y defensores a no pagar el impuesto a las Ganancias se le sumó ahora la intención de recortar las futuras jubilaciones en un 10 por ciento. La iniciativa, que no fue oficializada desde el Ejecutivo pero de la que ya se está hablando en los pasillos, puso en pie de guerra a las agrupaciones de magistrados y también al sindicato, que amenaza con paralizar el funcionamiento de los tribunales frente a un intento de “colonizar la Justicia”.

Lo curioso es que, de un universo de unos 700 jueces nacionales y federales, hasta ahora solo ocho jueces nacionales pagan el impuesto a las Ganancias –junto a otros 417 empleados y funcionarios- que ingresaron después del 2017 al Poder Judicial y fueron alcanzados por una ley impulsada durante la gestión de Mauricio Macri. Uno de ellos trabaja en el área de la Corte Suprema. En el ámbito del Ministerio Público la recaudación por ese tributo es aún más escasa: ningún fiscal paga el impuesto de los 240 cargos ocupados, según indicaron fuentes de la Procuración General de la Nación.

Es que la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) presentó una medida cautelar para que se frene la aplicación de esa ley, que nunca fue reglamentada por la AFIP y Ejecutivo. En noviembre de 2017, el juez en lo contencioso administrativo federal Esteban Furnari hizo lugar a la cautelar hasta que defina la constitucionalidad de la ley 27.346, en una resolución que fue confirmada en marzo por la Sala V de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal. Sin embargo, el Ejecutivo apeló y el tema está bajo la lupa de la Corte Suprema de Justicia. A esa causa piden sumarse la Federación Argentina de la Magistratura (FAM) que nuclea 15.740 jueces del interior, que –según la provincia- pueden llegar a cobrar la mitad del sueldo que un magistrado nacional.

Según el presupuesto, la AFIP se pierde recaudar por la exención de ingresos de magistrados y funcionarios del Poder Judicial nacional y provinciales el 0,06 por ciento del Producto Bruto Interno. En 2016 fue de 4.607 millones de pesos; en 2017 unos 5.759 millones y en 2018 el total de 6.911 millones.

A fin del año pasado, el Gobierno pareció haber dado por cerrado el tema del pago de impuesto para los jueces. Pero ahora, en medio del ajuste, volvió a la carga. “Estamos orgullosos de ser el primer gobierno que logró que los jueces paguen Ganancias, dijo el ministro de Justicia, Germán Garavano. “Nuestra expectativa es que cuando la Corte tenga que revisarlo revoque y todos los nuevos jueces paguen todos”.

Por las dudas, cuando el ministro habla de “todos”, se refiere a los que ingresaron a tribunales de 2017 pero una mirada a futuro permite pensar en “todos-todos”. “Hoy no estamos buscando que otros jueces paguen Ganancias. Más adelante la Justicia va a tener un desafío que es tolerar durante varios años a colegas que ganen un 30% menos hasta que se equipare”.

“Acá no es un tema de impuestos, sino de salarios. La ley lo resolvió de una manera -los nuevos jueces deben pagar- pero lo que nosotros planteamos es que los que están en la carrera judicial no pueden disminuir su salario”, respondió la titular de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, la jueza María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero, ante la consulta de Infobae y añadió: “La sociedad tiene que discutir si quiere jueces que puedan vivir tranquilos con un sueldo acorde a su tarea, con un salario digno para mantener a su familia”.

Cuánto cobran jueces, fiscales, defensores y empleados

En la Justicia federal y nacional hay unos mil cargos de jueces, aunque solo el 30% está vacante. En el ámbito del Ministerio Publico, hay 270 fiscales. Sus sueldos son la envidia de otros sectores. Quizás por eso y porque muchos trabajadores sí están obligados a pagar el impuesto sin excusas, el debate saltó a la sociedad y en la Comisión de Acuerdos del Senado cada vez que desfila un aspirante a juez, le preguntan si los jueces deberían pagar Ganancias. Con maldad, en ámbitos políticos se quejan de que “todos dicen que sí”, pero después muchos de ellos están bajo el amparo de la Asociación de Magistrados que busca frenar ese impuesto también para los nuevos jueces.

Un juez de primera instancia novato cobra 119 mil pesos. Pero si tiene 10 años de antigüedad gana 162 mil pesos. Un camarista percibe 151 mil pesos, pero con una década de experiencia percibe unos 207 mil pesos. El sueldo de un juez de Casación arranca en 158 mil pesos. Un juez de la Corte percibe de básico 183.601 pesos, pero los adicionales hacen la diferencia y de bolsillo puede percibir unos 286 mil pesos.

Es que los magistrados tienen un sueldo básico, pero después se le agregan rubros como la antigüedad o el título (en el caso de los empleados) que permite mejorar notablemente el ingreso inicial. Por ejemplo, un secretario de Cámara (que tiene rango de juez de primera instancia) con muchos años en el Poder Judicial puede estar ganando 200 mil pesos. Y un empleado unos 100 mil, siempre teniendo en cuenta la antigüedad.

El puesto más bajo de un trabajador judicial, de básico, arranca en los 32 mil pesos, así que por las escalas fijadas por la AFIP también queda a tiro de tener que pagar el impuesto apenas su sueldo mejore.

En las provincias, se vive un escenario diferente. “Cada provincia es una situación distinta con disparidades salariales y en algunas los sueldos de jueces son la mitad que los nacionales. Cerca de 80 mil pesos. Y por eso el tema de Ganancias es una preocupación”, señalan a Infobae fuentes de la Federación Argentina de Magistrados.

 

 

Fuente: Infobae