País

Según un informe privado, el consumo se derrumbó 2,3% en agosto

En el acumulado del año, las ventas en supermercados y almacenes cayeron 0,4%.

De la mano de una inflación implacable que deja rezagado el poder adquisitivo de los consumidores, las ventas en supermercados y almacenes se desplomaron, en promedio, 2,3% en agosto. Así, el acumulado anual, se ubicó en una baja del 0,4%.

Los datos corresponden a la consultora especializada Scentia y mostraron que la caída fue mucho más abrupta en el interior del país, donde el consumo masivo cayó 3,1% que en el ámbito del AMBA ( Área Metropolitana de Buenos Aires ), que registró una baja del 1%.

De acuerdo con estos registros, las ventas resultaron menores en los comercios tradicionales (-4,1%) que en las grandes cadenas de supermercados (-0,6%), que siguen enfrentando la crisis con una batería de descuentos con tarjetas de distintos bancos y de fidelización.

Las principales bajas se dieron en productos de limpieza, que caen 7,6% interanual; higiene y tocador (-5,6%) y bebidas sin alcohol, que lo hacen a un ritmo del 4,3% internaual.

Según Scentia, la previsión de la caída del consumo masivo para este año es del 2%. En tanto, para las consultoras Kantar Worldpanel y Ecolatina, la caída del consumo será -debido al impacto de la devaluación- peor que la proyectada. Los pronósticos pasaron del -0,5 /0,7% a mitad de 2018, al -1,2%, en agosto.

 

Fuente: Clarín