País

Detuvieron a un policía en Salta por acosar a menores

Usaba el teléfono que le dio la institución, sus compañeros lo descubrieron y lo denunciaron. El Ministerio de Seguridad confirmó que será exonerado de la fuerza.

Pensó que su uniforme de policía era una capa protectora y que nadie iba a descubrir que, siendo un adulto, acosaba a menores con las que buscaba vincularse sexualmente. Los hechos sucedieron exactamente al revés: sus compañeros lo descubrieron, lo denunciaron y lo detuvieron.

Un policía de Campo Quijano, cuyos datos personales no fueron difundidos para no causar daño a su familia, está detenido desde ayer, acusado de “grooming” y corrupción de menores.

Apenas se produjo el arresto del oficial, desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia se dio a conocer la noticia y se informó que está iniciado el proceso administrativo para exonerarlo de la Policía.

En evidencia

Fue el mes pasado cuando varios policías descubrieron que un compañero utilizaba el teléfono celular que había recibido de la institución (wim en la jerga interna de la fuerza) para contactarse con menores de edad con las que pretendía vincularse sexualmente. El oficial prestaba servicio en la zona sudeste de la capital.

El hecho les preocupó y no lo dejaron pasar. Al contrario, lo denunciaron y se abrió una investigación a través de la División Trata de Personas y la Fiscalía Penal con competencia en la jurisdicción.

De acuerdo a lo observado, el uniformado mantenía contacto con varias chicas a través de redes sociales, e incluso habría mantenido llamadas telefónicas con algunas de ellas. En todos los casos se trataría de menores de edad.

Para garantizar la investigación, ni la Fiscalía ni la Policía ordenaron medidas en contra del efectivo, sino que fue trasladado a la comisaría de Campo Quijano.

Pero el oficial continuó con su accionar.

Ayer fue descubierto por sus compañeros del Sector 82, cuando a través del celular de la fuerza había ingresado a redes sociales y mantenía contactos subidos de tono con chicas menores de edad.

Ante esta situación, los investigadores formalizaron la denuncia penal, lo pusieron a disposición de la Justicia y presentaron todos los elementos recabados que respaldan la acusación.

De inmediato intervino la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual Nº3, a cargo de María Cecilia Flores Toranzos, quien caratuló el caso como “grooming y corrupción de menores”.

Además, fue secuestrado el teléfono que utilizaba el efectivo para acosar a las menores a través de las redes sociales en las que tendría abiertas varias cuentas, en especial Facebook.

Fuente El Tribuno