Política

Desde el lunes viajar en colectivo y en taxis será 24% más caro

Viajar en colectivo en San Miguel de Tucumán costará desde el lunes $ 15,50 (el precio hasta el domingo es $ 9,35). Los taxis también actualizarán sus tarifas: la “bajada de bandera” pasará a $ 21 y la “ficha” cada 100 metros pasará a $ 2,10.

El peronista Dante Loza culpó por la medida a la política económica del Gobierno nacional. La devaluación, la inflación y la escalada del dólar motivaron que se otorgue una segunda suba en un mismo año, por primera vez en una década (en febrero el boleto había pasado de $ 9,35 a $ 12,50). “No son cosas que nos ponen bien, mucho menos porque afecta a los bolsillos de la gente que usa el transporte todos los días, que son quienes menos tienen. Lamentablemente, es una decisión para que el servicio no se resienta”, explicó el alperovichista, presidente de la comisión de Tránsito y Transporte.

A partir del lunes, con $ 100 se podrá pagar seis viajes en las 14 líneas de la capital ($ 93). El límite de carga en la Tarjeta Ciudadana, fijado en $ 600, alcanzará para 38 boletos cuando la suba entre en vigencia. En tanto, los precios de abonos escolares, universitarios y de docentes serán calculados con cada viaje a $ 9,27. El abono social de 88 viajes costará con el aumento $ 812 (cada boleto a $ 9,22). Los 44 viajes con descuento quedarán a $ 406; y los 22, a $ 202.

La Municipalidad había enviado el lunes a la tarde un informe al Concejo con el análisis del pedido de los empresarios. Hace más de dos meses, desde la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) solicitaron a la Municipalidad y al Concejo que la tarifa se incremente hasta los $ 21. Como entendían que el precio era elevado, proponían llevarlo a $ 16 y luego subas mensuales escalonadas hasta los $ 21. El expediente, firmado por el subsecretario de Tránsito y Transporte municipal Juan Esteban Giovanniello, recomendó fijar el precio del boleto en $ 15,50.

Sólo un concejal adelantó su voto negativo a los incrementos del transporte. “Estoy en contra de subir el colectivo y el taxi. Si me dicen que el transporte anda bien, en horario y las unidades son limpias, les doy el aumento. Pero no es así: los empresarios nos aprietan un poquito y ya tenemos que darles un aumento”, renegó el peronista Javier Aybar, aliado del intendente Germán Alfaro (Cambiemos).

El dirigente del sindicato de comercio insistió en que el aumento afectará sobre todo a los trabajadores. “Espero que todos mis compañeros concejales piensen en la gente, piensen en los bolsillos del pueblo, que recapaciten con la almohada. Hay que ponerse bien los pantalones y hacerles ver a los empresarios la realidad. No hay que darles el aumento, les demos 50 ‘centavitos’ de suba, de última”, se despachó Aybar. Y agregó: “no se puede subir la tarifa, porque con la inseguridad que hay no podemos obligar a que la gente elija caminar porque no tiene plata. Si ahora encima te roban en las paradas, los exponemos más si los hacemos caminar. El transporte está mal”.

Una vez que se produzca la suba en los boletos de la capital, la Provincia elevaría las tarifas de las 56 líneas interurbanas y rurales.

Fuente La Gaceta