Sociedad

Si la Justicia lo ordena cortarán la luz en Las Pirámides

En el Rectorado de la UNT se prepara una serie de pedidos para frenar el emprendimiento “Las Pirámides”, ubicado en el km. 28 de la ruta 338, dentro de lo que la Universidad considera la cola sur del parque Sierra de San Javier.

Una de las medidas es pedir que se corte el suministro de energía al barrio cerrado que comercializa Próspero Marcelo Sosa, quien afirma tener derecho de posesión porque su familia vive ahí “desde hace 100 años” y porque resultó sobreseido en la denuncia que le hizo la Universidad por usurpación.

Otras medidas que pedirá la casa de altos estudios son un estudio de Flora y Fauna sobre la masa boscosa y el uso del suelo, y otro de Medio Ambiente sobre impacto ambiental.

Según reseñó el secretario de Bienestar Universitario, Gustavo Vitulli, ayer el director de Asuntos Jurídicos de la UNT, Augusto González Navarro, se reunió con el director de Legales de la empresa de energía EDET, Alfredo López, quien habría explicado que si un particular pide medidor con un certificado de residencia (para lo cual basta una denuncia policial con dos testigos) se le puede dar el medidor de luz. Por ello, el funcionario de EDET habría dicho que si un juez les da la orden, le cortan la energía. “Se va a pedir el corte y si no, una cautelar”, explicó Vitulli. Consultado el vocal del ente de control (Ersept), Santiago Yanotti, reiteró que EDET tiene la orden de no autorizar suministro en casos de usurpaciones. Pero de esto se trata el debate entre la UNT y Sosa, que discuten si el terreno fue usurpado. Sosa dice que no.

Inminente inspección

También la UNT se comunicó con Flora y Fauna. “Tengo la nota del rector, José García, quien pide inspección en ese lugar”, dijo Eduardo Dietrich, director de la repartición. “El tema es que ese territorio es nacional. Necesitamos que nos digan con quién hablar en la UNT para que acompañe gente de la Policía Federal. Ya hemos sufrido los embates la semana pasada en el caso de usurpación en El Cadillal”. Su tarea va a ser revisar si se ha producido desmonte del bosque nativo y si se ha cambiado el uso del suelo. “Tendríamos que ver cómo está catalogada, si es zona amarilla o verde; tengo que ir y georreferenciar para saber. Si esto se ha desmontado antes de 2010 -que es cuando entró en vigencia la ley de Bosques-, podría pedir explicación y eventualmente solicitar una multa. Si hubo desmontes desde esa época, es posible saberlo gracias a la tecnología de foto satelital”.

Urbanización en altura

Con respecto a la queja de una compradora de una vivienda en “Las Pirámides”, en el sentido de que en esa zona hay un country en ciernes pese a que se trataría de una zona roja ambiental, Dietrich explicó que “debe ser uno que tiene multa nuestra de 1 millón de pesos y obligación de reforestación”. Se trataría de un barrio que se va a erigir cerca de la antena de Villa Nougués.

Dietrich dice que delegados comunales o intendentes pueden autorizar urbanizaciones y que a Flora y Fauna se le pide inspección. “En este caso, desmontaron antes de pedir la inspección. Después dijeron que no había bosque nativo sino bosque exótico invasor, pero cortaron árboles antes de pedir autorización. Fueron multados y presentaron un proyecto de reforestación con bosque nativo”.

Consultado acerca de si puede darse la circunstancia de que se erijan countries o barrios cerrados por arriba de los 700 metros de altura, respondió: “si dan las pendientes y no hay bosque nativo, yo puedo decir que en ese lugar no hay problema; o si es una cosa sustentable, acorde al medio ambiente, que no produzca impacto”. Pero aclaró que estamos en un proceso de revisión de la ley de bosques nativos y que es un tema que se debe discutir. “La ley prohíbe el desmonte. Ergo, no podés hacer un country en una zona con bosques. Eventualmente, podés hacer algo en un lugar chico, degradado”.

Finalmente, según explicó Vitulli, un funcionario de la Secretaría de Medio Ambiente dijo que no figuraría un pedido de apto ambiental a nombre de “Las Pirámides” o de Próspero Marcelo Sosa. “Ellos (en referencia a Medio Ambiente) tienen catalogado ese lugar como zona roja”.

Fuente La Gaceta