País

Cerca de 40 comercios cerraron sus puertas en el centro de Santiago del Estero

Directivos de la Cámara de Comercio e Industria de Santiago del Estero indicaron que "estamos en una situación extrema".

Directivos de la Cámara de Comercio e Industria de Santiago del Estero se refirieron a la situación económica actual, señalaron que la cadena de pagos “está cortada” a la par que pidieron a los organismos recaudadores nacionales que “aflojen un poco la presión fiscal que es asfixiante”, e indicaron que “estamos en una situación extrema” con cuarenta comercios que ya han tenido que cerrar.

El presidente de la Cámara de Comercio, CPN Miguel Siufi; Ana María Palavecino, integrante de la comisión directiva y Luciano Paván, protesorero, realizaron declaraciones en las que señalaron la grave situación del sector. “Como Cámara estamos afligidos por ver el cierre de los comercios. Por cada cuadra hay 4 ó 5 comercios que se cierran y esas son fuentes de trabajo que se pierden. Creo que si llegamos a un acuerdo de paciencia, vamos a poder sobrellevar esta crisis, que no es la primera, pero queremos el acompañamiento en este momento. Tenemos una provincia organizada, pero estamos sufriendo la venta ilegal que nos impacta y mucho”, indicó.

Agregó que “nosotros hemos denunciado varias veces a las saladitas, no nos oponemos a su trabajo sino que queremos que ellos también aporten como nosotros, porque eso va también a las arcas de la provincia. Queremos colaborar entre todos”.

Puntualizó que en este último mes, “hay alrededor de 40 comercios que han cerrado y eso se ve porque por la calle Buenos Aires entre Avellaneda y Libertad, ahí nomás hay 8 negocios que han cerrado”.

A su turno, Siufi señaló que “el comercio empieza a arrastrar deudas. Por eso éste es un llamado en conjunto para que salgamos adelante, bajando un poco la presión y también que nuestros asociados vean nuestra preocupación porque es la que estamos pasando todos”. El dirigente sostuvo que “hay 300 puestos laborales que se han perdido en el sector comercial y en La Banda hay otros 120 perdidos.

Siufi destacó que “lo que pedimos es que nos saquen el pie de encima. Porque la sensación que tenemos es de opresión. Al no vender, tenemos dificultades para pagar los sueldos, el alquiler, el costo financiero es cada vez más caro. El gobierno nacional ha colocado un impuesto a los depósitos en efectivo, las boletas de deudas impositivas salen sistemáticamente y los embargos nos traban las cuentas bancarias”. “La presión que sentimos es permanente”, concluyó.

 

Fuente: El Liberal