Sociedad

A partir de este lunes aumenta el costo del boleto interurbano y rural

Las subas, fijadas por una resolución de la Dirección General de Transporte, rondan el 24%.

Viajar en colectivo será más caro a partir de este lunes, cuando entren en vigencia las subas de tarifas en toda la provincia. El Gobierno provincial definió un nuevo cuadro tarifario para las 56 líneas interurbanas y rurales que conectan San Miguel de Tucumán con las 18 intendencias y 93 comunas rurales de la provincia. Las subas, fijadas por una resolución de la Dirección General de Transporte, rondan el 24% para equiparar el aumento al que firmaron los concejales de San Miguel de Tucumán a las 14 líneas de la capital.

“Los empresarios habían venido a la Dirección, después de que los concejales aumentaron la tarifa en la capital, para exigir que se eleven los boletos interurbanos y rurales. Las nuevas tarifas entrarán en vigencia a partir del lunes (por mañana)”, explicó Raúl Hernán Aldonate, titular de la Dirección General de Transporte.

El jueves, los concejales habían otorgado el segundo aumento de año a las líneas urbanas: en enero costaba $ 9,35, en febrero se elevó la tarifa a $ 12,50, y desde mañana costará $ 15,50.

La resolución N° 12516/DGT-2018, explica el nuevo cuadro tarifario por “el desequilibrio económico que provocaron en las empresas el incesante incremento registrado en el precio de todos los ítems que conforman el costo de operación de los servicios”.

Las tarifas interurbanas hacia localidades del Gran San Miguel de Tucumán, conformado por Yerba Buena, Banda del Río Salí, Alderetes, Las Talitas, Tafí Viejo, Lomas de Tafí y Lastenia, desde este lunes aumentará como mínimo $ 3. El boleto denominado “Código 100 – Intramunicipal”, fue fijado en $ 15,50 (es el valor mínimo del colectivo en cada intendencia). A partir de esa cifra, por distancias, van imponiéndose los códigos desde el 101 al 108. El código 101 costará $16,50; el 102, $19; el 103, $20,50; el 104, $21,50; el 105 y 106, $24; el 107, $25,50 y el 108, $28.

Un viaje entre Lomas de Tafí y la capital, que estaba en $ 13,48, pasará a costar $ 16,50 (código 101). Trasladarse en colectivo desde Yerba Buena a la capital, en tanto, pasará de $ 15,46 a $ 19 (código 102). El recorrido entre San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo subió desde $ 16,54 hasta $ 20,50 (código 103). Viajar desde Alderetes hasta la capital saldrá $ 20,50 (código 103). Viajar desde Yerba Buena hasta Banda del Río Salí (atravesando la capital), pasará de $ 22,83 hasta $ 28 (código 108).

Desde el lunes, quienes viven en Lomas de Tafí y trabajen o estudien en San Miguel de Tucumán podrán pagar seis boletos cargando $ 100 ($ 99) en sus tarjetas Ciudadana o Metropolitana.

El cuadro tarifario para las ciudades y localidades del interior también fue ajustado a raíz de la crisis económica. Viajar desde la capital hasta Aguilares subirá desde los $ 84 actuales hasta $ 105. Hasta Graneros, se elevará de $ 152 hasta $ 188. Entre los viajes más caros hasta las comunas se destaca el servicio hasta El Mollar, que saldrá $ 248 (el precio anterior era $ 200); a Taco Ralo, $ 177 (costaba $ 143) o hasta Atahona, que subió hasta $ 125 (el recorrido estaba a $ 101).

Los funcionarios de Casa de Gobierno no ocultaron su preocupación por la quita de subsidios al transporte público anunciada por el gobierno de Mauricio Macri. “Sin subsidios será el fin de la actividad. Ya de por sí la situación actual es preocupante porque lo que reciben las empresas del interior comparado al Área Metropolitana de la ciudad de Buenos Aires (AMBA) implica una diferencia de entre tres y cinco veces menos para las provincias”, dijo alarmado Benjamín Nieva, secretario de Transporte. El funcionario de la cartera de Seguridad, que encabeza Claudio Maley, explicó que la Provincia comenzó a distribuir este año un subsidio provincial al transporte, de $ 20 millones mensuales, pero que el Gobierno no puede hacerse cargo de sostener los aproximadamente $ 170 millones mensuales que gira Nación. “Será catastrófico si de verdad se produce la quita de subsidios, porque de ninguna manera los habitantes de las comunas podrán pagar un boleto que no esté subsidiado”, coincidió Aldonate.

 

Fuente: La Gaceta