Salud

3 trucos para el síndrome depresivo del domingo por la tarde

Los domingos, además de ser uno de los días de mayor placer y disfrute de las familias, puede ser uno de los días más difíciles y duros para personas solitarias o sin un proyecto de vida.

Esta es una recomendación de Andrea GuZZi , ejecutiva que desde su blog comparte sus  vivencias para buscar alternativas y  descubrir herramientas de crecimiento personal.

3 trucos para el Síndrome Depresivo del Domingo por la Tarde:

Truco #1: El Poder de la Música

Ponte la música que más te guste, de esa que te gusta de verdad y te hace mover. Disfruta un buen rato conectando con ella. Canta y baila como si nadie te estuviera mirando.

Truco #2: El Poder de la Naturaleza

Después de pegarte unos buenos bailes, estaría genial que, como a mi me gusta decir, te vayas “al verde”. Aunque sea, vete unos minutos al parque más cercano. Si tienes perro, aprovecha  a darle una vuelta. Siéntate unos minutos y date cuenta de la perfección de la naturaleza. Escucha sus sonidos. Observa sus colores y formas. Huele sus olores. Y siéntete parte de esa perfección, porque lo eres.

Truco #3: El Poder de tus Sueños

Y para terminar, dedica un rato a recrearte en tus sueños. Siente cómo serías tu viviendo tu vida ideal. Qué harías? Trabajarías en lo mismo o te gustaría llevar a cabo tu propio emprendimiento? Cómo te sentirías respecto a las personas, situaciones y cosas que te rodean en tu nueva vida? Dónde vivirías? A qué sitios irías? Y así, con todo el detalle que puedas, créalo en tu mente y hazlo tan vívido como te sea posible.

Y si aún no has descubierto cuáles son tus sueños, dedica este rato a pensar qué cosas te gustan y en cuáles eres bueno, y así comenzarás a conectar con tus sueños. No puedes dirigirte a ningún sitio si no sabes a dónde quieres ir. Y ésta es una buena forma de comenzar a investigar hacia dónde te gustaría ir.

Si haces estas tres cosas en tu domingo, tendrás un subidón de energía que  ni tú mismo te vas a creer y te aseguro que comenzarás tu semana con mucho mejor ánimo.

 

Fuente: Womenalia