País

Intentó quemarla con agua hirviendo: “Si me denuncias iré preso, pero te voy a matar”

La Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar de La Banda solicitó que un sujeto -oriundo de Chaco- siga tras las rejas por 15 días, tras ser denunciado por su ex pareja, a quien atacó cuando se encontraba en su lugar de trabajo e intentó quemarla con agua hirviendo.

El grave episodio se registró el pasado lunes 26, cuando la damnificada se encontraba en el interior de un colegio -ubicado en calle Larrabure y Catamarca del Bº Los Lagos- y fue sorprendida por su ex pareja.

A través de una audiencia, el Ministerio Público Fiscal -representado por la Dra. Eugenia Pereyra- solicitó que el acusado siga tras las rejas entendiendo que la investigación aún se encuentra en una etapa incipiente y se trata de un hecho grave.

La Dra. Pereyra reveló ante el magistrado que la víctima ratificó su denuncia y además aportó detalles graves de los casos de violencia que sufre desde hace varios años.

Según se supo, la damnificada expresó que uno de los ataques se registró el día viernes cuando ella estaba en su casa y fue sorprendida por su ex, quien la atacó a patadas provocando que cayera de la silla y con pedazo de plástico se cortara la pierna, sufriendo una grave lesión.

Entró a la casa y una vez adentro tomó un manojo de llaves aduciendo que iba a quemarle, por lo que ella temiendo por su vida corrió hasta la casa de su hermano a pedir ayuda, pero desafortunadamente no había moradores en la casa de su familiar por lo que debió regresar a su inmueble.

Una vez en su propiedad, el acusado la encerró y la mantuvo cautiva por varias horas, pero luego se retiró amenazando con regresar. El último ataque se produjo el lunes 26 cuando estaba trabajando -más precisamente en la cocina del colegio donde la víctima cumple funciones- y fue sorprendida por el acusado, quien tomó una taza con agua caliente con intenciones de arrojársela en el cuerpo.

La víctima forcejó con el chaqueño, quien le aplicó dos golpes de puño en el mentón y ante la vergüenza de la situación le pidió que saliera a la calle. El acusado le gritaba: “Esto no va a quedar así, si me denuncias seguro voy a estar preso, pero voy a salir y vos vas a estar muerta”.

Cuando estaba en la vereda, la víctima trató de caminar hasta la casa de su madre -a pocos metros de colegio- y fue nuevamente atacada por el acusado, quien la tomó de los brazos. Fue allí cuando los vecinos informaron a la policía, quienes finalmente lo detuvieron.

La fiscalía manifestó que falta someter a la víctima y al imputado a pericias psicológicas. Además reveló que la celadora dejó expresamente manifestado su temor por el acusado, quien la amenazó con matarla cuando se le presente una oportunidad. Además dijo que tiene miedo de que provoque escándalos en su lugar de trabajo.

El juez de Control y Garantías hizo lugar al pedido de la fiscalía, concediendo 10 días de detención al acusado.

 

Fuente: El Liberal