País

Abusó de su hermana durante años y la dejó embarazada

Ocurrió en un barrio del sur de la ciudad de Catamarca. Los ultrajes se iniciaron cuando la víctima tenía 16 años. El sujeto ya fue imputado y enviado al penal.

Un gravísimo hecho de abuso sexual intrafamiliar salió a la luz ayer al confirmarse la detención para un individuo imputado por abusar de su hermana menor, a quien dejó embarazada. El hecho sucedió en el sur de la ciudad y la víctima tiene hoy 21 años.

El hecho es investigado por el fiscal de instrucción Nº7, Miguel Mauvecín, quien recibió la causa a finales de 2016 cuando la víctima realizó la denuncia penal. Las demoras en las pruebas de ADN retardaron el proceso de la causa y recién hace tres semanas el fiscal recibió los resultados de ADN realizados al pequeño hijo de la víctima y al individuo acusado. El estudio, efectuado en los laboratorios genéticos que funciona en la provincia de Jujuy, el que atiende pedidos de las provincias del NOA, confirmó la existencia de los abusos y se avanzó finalmente con la detención e imputación del depravado.

El individuo, que tiene hoy 24 años, no será identificado para resguardar a la víctima, fue detenido e imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado y continuado”.

En la indagatoria se abstuvo de declarar y ayer el Juez de Control de Garantías confirmó la detención del sujeto y fue trasladado de inmediato al penal de Miraflores, en donde esperará la continuidad de la causa.

Ultrajes

Según la información a la que accedió este diario, los ultrajes se iniciaron cuando la joven tenía 16 años. El individuo se aprovechaba de su autoridad como hermano mayor y avanzó sexualmente contra ella. Primero habrían sido tocamientos y con el correr de los años la accedió. Tras quedar embarazada y tener a la criatura la jovencita tomó coraje y realizó la denuncia ya que el depravado se habría acercado con intenciones de continuar sometiéndola.

Una vez que el fiscal tomó conocimiento del hecho ordenó realizar el protocolo correspondiente. Las pericias psicológicas realizadas a la joven fueron coincidentes con lo relatado por ella en la denuncia y se avanzó con los pedidos de ADN, pues la joven señaló en su acusación que su pequeño hijo era producto de esos abusos.

El fiscal ordenó que el acusado sea excluido de la vivienda en donde convivía toda la familia y la prohibición total de acercamiento a la víctima. En el marco de los elementos de pruebas, reunidos el fiscal tomó testimonio a integrantes de la familia y fue una de las hermanas la que no solo ratificó los dichos de la joven sino que reveló una situación por ella vivida.

Según se conoció, el acusado habría intentado abusar de ella también pero no pudo hacerlo porque se resistió y lo amenazó con denunciarlo. El sujeto nunca más intentó acercarse. El depravado se habría aprovechado de la hermana más débil, lo que utilizaba a su favor para concretar los abusos y continuarlos durante años.

Otros dos casos aberrantes de abusos intrafamiliares

La Fiscalía de Instrucción Nº7, a cargo de Miguel Mauvecín, investigó y envió al penal a dos individuos acusados de otros aberrantes casos de abuso sexual intrafamiliar. En ambos hechos, publicados en exclusiva por El Ancasti, los autores fueron individuos que abusaron y embarazaron a sus hijas.

Uno de los casos salió a la luz en mayo y la investigación concluyó que desde agosto de 2008 y hasta principio de diciembre del año pasado un depravado abusó de forma continuada de su hija. Los ultrajes comenzaron cuando la víctima tenía 8 años y se extendieron hasta los 17. La dejó embaraza.

La intervención de una docente que denunció el hecho sacó a la luz el caso. El fiscal ordenó el ADN, que terminó confirmando la existencia de los aberrantes abusos. El juez de control de garantías ordenó que el degenerado espere el juicio en el penal.

El otro caso trascendió el mes pasado. El hecho también sucedió en la Capital y salió a la luz tras la detención del sujeto, que fue acusado de abusar sexualmente de dos de sus hijas durante varios años.

Producto de esos ultrajes una de las víctimas, que hoy tiene 19 años, quedó embarazada y tuvo una criatura que hoy tiene 6 años.

Fue justamente ella quien se animó a radicar la denuncia y acusar a su padre. Tras esta denuncia, una vecina se presentó y denunció lo que también había vivido la hermana menor, de 14 años. Es que la adolescente le había confiado a la vecina que su padre había comenzado a tocarla impúdicamente.

El ADN también confirmó los abusos a la joven.

Fuente El Ancasti