País

Coimas K: Clarens mencionó una obra vial en Tucumán

A lo largo de las más de 500 fojas del fallo del juez Claudio Bonadio, hay una sóla mención a una obra pública efectuada en Tucumán. La declaración no corresponde al ex secretario José López, sino al financista Ernesto Clarens, otro de los arrepentidos del expediente conocido como “Los cuadernos de las coimas“.

En la página 388, Bonadio cita un fragmento del testimonio de Clarens. Allí, el financista recuerda un encuentro con Carlos Wagner, por entonces presidente de la Cámara de la Construcción, por la licitación de una obra en Tucumán.

A mediados del año 2005, estando acá, me convoca Carlos Wagner, para entonces Presidente de la Cámara de la Construcción, a una reunión en la Cámara Argentina de Empresas Viales, conocida como la Camarita, -en ocasión de una licitación por una obra en Tucumán en la que resultó adjudicataria la UTE conformada por Roggio y Perales Aguiar, que me comprometo a aportar su fecha de celebración- y me informó que el Gobierno nacional había decidido obtener fondos de la obra pública a través de una operatoria que demandaba mi intervención en la recepción de los mismos de parte de algunas constructoras en concepto de pago de aportes o retorno y que debía ocuparme de que le lleguen al Secretario de Obra Pública, José López, o quien éste me indique …” , se lee en la sentencia mediante la que Bonadio procesó a la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

En Tucumán, la UTE Benito Roggio-Perales-Aguiar trabajó en la construcción de algunos tramos de la nueva ruta 38, como el comprendido entre Monteros y Famaillá.

FUENTE: La Gaceta