Política

La Provincia envía a la SAT y a Seguridad $456 millones de la venta del banco

El Poder Ejecutivo concretó las medidas administrativas de rigor para incorporar al Presupuesto General 2018, de ejecución en curso, los fondos correspondientes a la venta del 10% del paquete accionario que tenía la Provincia en el Banco del Tucumán-Grupo Macro.

A través del decreto 2.932/3 (SH), que fue firmado por el gobernador, Juan Luis Manzur, por el ministro de Economía, Eduardo Garvich, y por el secretario de Hacienda, Rolando Steimberg, se confirmó el ingreso de $ 456,46 millones a las arcas provinciales. El monto de la operación, llevada a cabo con el Grupo Macro, había sido fijado en el artículo 2° de la ley 9.108, sancionada el 4 de julio pasado por la Legislatura. El artículo 3° estableció que, a partir de la finalización del contrato con esa entidad como agente financiero oficial de la Provincia -que caduca en 2021-, el vínculo será prorrogado por otros 10 años, por lo que se extenderá hasta 2031. El artículo 5°, en tanto, estipula que los recursos obtenidos por la transacción deben ser incorporados al Presupuesto General para financiar inversiones en el área de seguridad y para solventar trabajos de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT Sapem).

El gobernador cumplió con esa disposición en el decreto 2.932/3 (SH). A través de ese instrumento, Manzur sumó los fondos provenientes de esa operación al erario y los distribuyó entre las áreas predeterminadas en la ley 9.108. Así, se efectuó el giro de $100 millones para el rubro “aportes para SAT Sapem”, mientras que para seguridad se realizó una transferencia del remanente: $ 356,46 millones.

Iniciativa del Ejecutivo

Con esto, parece haber llegado a un cierre, al menos desde lo administrativo, lo relativo a la transacción realizada a partir de un proyecto de ley de autoría del propio gobernador.

El 19 de junio, al presentar la iniciativa ante la Legislatura, Manzur había explicado en los argumentos que “el precio establecido (para la venta) equivale a 2,645 veces el valor de libros del patrimonio de la entidad al 31 de diciembre de 2017”. “Cabe destacar que la participación de la Provincia en el paquete accionario del Banco del Tucumán SA, de naturaleza privada y regida por normas del derecho privado, no es de relevancia, por lo cual no tiene capacidad para influir en la toma de decisiones, ni ejercer el control societario”, indicó el mandatario. Y agregó: “en consecuencia, la venta de las acciones al Banco Macro SA, y la ulterior fusión con el Banco del Tucumán SA, redundará en beneficio de la Provincia, ya que a través de su red de sucursales podrá incrementar los servicios financieros en la región, permitiendo a los ciudadanos acceder a una mayor infraestructura de atención, de cobertura nacional”.

Además, Manzur dejó asentado en el proyecto que los recursos obtenidos iban a permitir el financiamiento de las leyes de excepción por el estado de situación de la SAT y de emergencia en seguridad, que ya estaban vigentes y requerían de fondos para su financiamiento.

Más allá de los argumentos oficiales, la venta del paquete accionario generó críticas de parte de la oposición en la Legislatura.

El peronista de Cambiemos Silvio Bellomío y el radical Rubén Chebaia, vicepresidente y secretario de la comisión de Hacienda, respectivamente, cuestionaron no sólo el monto involucrado, sino el procedimiento aplicado por la Casa de Gobierno. Con $456 millones que se girarán a seguridad y a la SAT, ¿Qué solucionamos? Son parches, no soluciones de fondo”, afirmó Bellomío. “No es un banco común y silvestre. Por los municipios, las entidades autárquicas, todo el personal público que está bancarizado; por todo eso la Provincia paga. ¡Paga!”, indicó Chebaia. De todos modos, la votación en el recinto terminó 36 a ocho.

Fuente La Gaceta

Etiquetas