Turismo

Afirman que el sándwich de milanesa tucumano es el mejor del país

Ciertas costumbres argentinas tienen su folclore inigualable: el mate es un gran compañero y cada cebador defiende su propia técnica. El asado y el vino, la cerveza y la pizza, etc. Si hablamos de maridajes gastronómicos en nuestro país abundan las tradiciones exquisitas y cada región posee la suya.

La hamburguesa y el choripán son infaltables en las canchas de fútbol y los puestos callejeros. Aunque el clásico de la comida al paso, sin duda, es un buen sánguche de milanesa.

La forma de prepararlo cambia según el vendedor: más o menos condimentos, pan​ tostado o no y lo principal: ¿qué otros ingredientes tiene además de la famosa ‘milanga’? Lechuga y tomate seguro vienen en todos, pero puede contener cebolla, jamón y queso de base. Hay de carne o de pollo.

Más allá de las características propias de la receta, podemos confirmar que el sánguche de milanesa más reconocido es el tucumano. En la provincia, incluso es más popular que las también famosas empanadas.

Su propio monumento

En Tucumán, ​el sánguche de milanesa es venerado con una estatua propia. Creada por el artista Sandro Pereira, mide 2.20 metros de alto por 1.80 de ancho y está ubicada en la esquina de Mate de Luna y Pellegrini, en San Miguel de Tucumán. La escultura recrea a un señor regordete totalmente blanco y lo único coloreado es el sándwich que tiene entre sus manos. Ésta es una réplica de la original, que fue vendida en la feria arte BA de 2001 a 10 mil dólares.

El lugar de celebración de “Expo milanga”

Además, cada 18 de marzo se lleva a cabo en la provincia el festival que ofrece descuentos en algunas de las sandwichería del interior y la capital. El evento se realiza desde hace ocho años y hace dos fue declarado de “interés cultural”.

La expo fue instaurada para conmemorar la muerte de José Leguizamón, “Chacho”, quien fue uno de los precursores del sándwich de milanesa como comida típicamente tucumana con la gastronomía ofrecida en su local.

La receta del sánguche de milanesa tucumano

En su preparación se utiliza un pan especial, conocido como “sanguchero”, una mezcla entre el pebete y el pan francés que además es tostado durante un breve tiempo para hacerlo más crocante.

La milanesa, siempre frita, es acompañada por tomate cortado en rodajas finitas, lechuga picada, casi siempre tipo “repollo” y cebolla salteada o cruda. Además se le agrega pimentón o chimichurri.

Por todas estas características,  el sánguche tucumano se valió su propio apartado en Wikipedia, que lo destaca por contar con su propia variedad.

FUENTE: Clarín